Manifestación de bomberos solicitando la renuncia de miembros del Consejo Directivo

Se agrava la crisis entre el Cuerpo Activo y el Consejo directivo de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Zárate.
Realizaron ayer en la tarde una manifestación frente al Cuartel en repudio a la destitución de Pedro Ríos como presidente de la Comisión Directiva de la entidad, pidiendo la renuncia de quien asumiera en su lugar, Rodolfo Battipiedi y, fundamentalmente, de la secretaria, Marisa De Silva.

Con el apoyo escrito de gremios como el de cerveceros, personal de seguridad y de luz y fuerza, y el acompañamiento presencial de SMATA, los hombres que integran el Cuerpo Activo exteriorizaron el malestar que se vive en el interior de la institución desde hace varios años.

Con redoblantes y bombas de estruendo, expresaron su indignación por el desplazamiento de Ríos que, para la mayoría de los voluntarios, resultó ser el límite de una dirección que consideran "dictatorial" y a la que acusan de "perseguir y sancionar sin causas justificadas".

Poco después de las 20 horas, los bomberos se desplazaron con algunas de sus unidades hasta la puerta del Palacio Municipal, en reclamo de apoyo institucional e intervención.

Cuatro de los sesenta hombres que forman parte activa de la entidad, fueron suspendidos por más de 200 días, el máximo es Claudio Cháves con 770 días por haber cometido un error administrativo -dirigir una nota al Jefe del Cuerpo Activo en lugar del presidente del Consejo-.

Además, sostienen que existe ahora un extremo grado de inseguridad ya que en lugar de trabajar por una simple vocación de servicio lo harán presionados por miedo a ser sumariados.

"Acá es donde se debe dar la cara, frente a todo el Cuerpo Activo", dijo el ahora consejero suplente, Pedro Ríos, quien en todo momento se mostró lamentado por la crisis a la que ha llegado una entidad tan querida en lo personal.

Si bien Ríos presentó una solicitud pidiendo explicaciones sobre su destitución, aún no obtuvo respuestas. "Para poder presentar mi defensa entregué una nota en la Administración solicitando una copia del acta mediante la cual se me desplazó, pero todavía no me fue contestada", indicó.

De todas maneras, sostiene que la decisión de la mayoría del Consejo Directivo estuvo motivada en el pedido de convocatoria de una asamblea extraordinaria con el aval del 20 por ciento de los socios, según lo establece el mismo Estatuto en el que se basaron para separarlo del cargo, a fin de poner en discusión la lista de irregularidades que se estaban dando en la institución. "Esa fue la causal de mi desplazamiento", aseguró añadiendo que fue considerada como una "traición".

Hasta el cierre de esta edición, ninguno de los actuales miembros del actual Consejo se acercó a dar explicaciones a los bomberos. "No hemos tenido ningún contacto, hoy (por ayer) a la mañana pude ver un ratito al nuevo presidente, que vino a firmar un cheque, pero después nadie más se ha presentado", informó Ríos.

En ese contexto y "hasta tanto Battipiedi y De Silva no decidan dar un paso al costado", los hombres del Cuerpo Activo decidieron mantener su acuartelamiento, sumando a esto la determinación de no dejar pasar al Cuartel a nadie de la actual Dirección.

"Lo decidimos como acto de rebelión contra la comisión que todavía continúa al frente", dijo uno de los bomberos que se manifestaba ayer sobre la avenida Rivadavia, "el servicio, igualmente, lo seguimos prestando pero vamos a continuar con la protesta".

A colación, durante la manifestación, parte de los bomberos dejaron los bombos para auxiliar en el incendio de pastizales originado en un predio contiguo al Smithfield Golf Club.

En tanto, también convocaron a los vecinos, todos los socios y colaboradores a apoyarlos en este conflicto "porque Bomberos pertenece a toda la comunidad".

Comentá la nota