La manguera viene más cargada

Shell, YPF, Esso y Petrobras definieron subas en las naftas que van del 2,2 al 6,5 por ciento. Hay variaciones según zonas geográficas.
Las petroleras incrementaron los precios al público de los combustibles en porcentajes que variaron según las empresas y las zonas geográficas, que van del 2,2 al 6,5 por ciento en las naftas y del 2,9 al 7 por ciento en el gasoil. Los aumentos abarcan a todas las compañías del sector y se dieron en un contexto de mercado en baja para la demanda de gasoil –por efecto de una menor actividad económica– y de corrimiento del consumo de naftas, desde las calidades premium (más caras) a las súper.

En Shell explicaron que esos ajustes "se deben a la necesidad de trasladar parcialmente incrementos en nuestros costos". Detallaron, entre éstos, "el mayor costo de materia prima que están solicitando los productores de petróleo crudo para continuar con sus operaciones e inversiones", el incremento de salarios que se negoció recientemente con el sindicato y la devaluación del peso experimentada en las últimas jornadas". Las principales productoras de crudo están vendiendo a las refinadoras el barril de crudo liviano hasta 49 dólares y el de crudo pesado a 47 dólares. El pago es en dólares, entonces las refinadoras-comercializadoras descargan tal diferencia en los precios finales.

Un recorrido por estaciones de servicio de esta marca en la Capital Federal reveló que la nafta premium de Shell aumentó 2,5 por ciento, la súper 2,2 por ciento, la nafta común 2,6 y el gasoil 2,9 por ciento.

En Buenos Aires, el diesel premium de Shell pasó de 3,099 a 3,199 pesos el litro. Cabe consignar que, en general, las empresas ajustan sus precios en el interior del país según las zonas, considerando la distancia con las plantas de despacho y también siguiendo criterios de competencia con los productos de las otras marcas.

En tanto, desde la petrolera YPF explicaron que desde anteayer la nafta súper aumentó 3,1 por ciento en la región metropolitana, pasando a costar 2,958 pesos el litro. A modo de referencia se señaló que el precio del mismo combustible se incrementó 5 por ciento en La Pampa, para pasar a costar 3,439 pesos, y 6,5 por ciento en Córdoba, donde se paga a 3,409 pesos el litro. En lo que respecta al gasoil ultradiesel de YPF, aumentó a 2,206 pesos por litro en el área metropolitana de Buenos Aires, lo que implicó una suba que ronda el 7 por ciento. "En el promedio país, el ultradiesel avanzó 3,4 por ciento y la nafta Fangio (premium) aumentó 3,2 por ciento", se indicó. En Capital Federal, por caso, esta nafta se ajustó 2,5 por ciento y se vende a 3,329 pesos el litro. YPF tiene una participación en el mercado local de naftas que ronda el 56 por ciento y el 59 por ciento en el de gasoil. "Los combustibles de esta compañía siguen siendo los de menor precio del mercado", destacaron. Esso y Petrobras también aplicaron incrementos en sus naftas.

Comentá la nota