Los Manganelli irán con un amparo a la Justicia

Cuando LA GACETA se comunicó con Francisco Manganelli, él ojeaba el Boletín Oficial del día de ayer, en el que se publicó la ley que declara de utilidad pública y sujeta a expropiación la casa de San Lorenzo 355, que pertenece a su familia.
"En el curso de esta semana vamos a terminar de definir el estudio jurídico que nos va a representar. De todas maneras, en el plazo inmediato presentaremos el amparo y la cautelar correspondiente", adelantó.

Según afirmó, el breve texto de la norma, de apenas tres artículos, ya hace plausible un planteo judicial. "Cuando un bien es declarado de utilidad pública, debe prescribirse un fin determinado: la Ley 8.215 no da cuenta de ningún objetivo. Esto prueba la inconstitucionalidad de la norma y muestra cómo se avasalla el derecho a la propiedad privada, consagrado en la Constitución Nacional", aseveró.

"Beneficio de la duda"

Manganelli no puede explicar los motivos por los que el Ejecutivo, a sabiendas de que la familia se opone a desprenderse del inmueble, persiste en la expropiación. "Estas actitudes dan lugar beneficio de la duda, porque no hay una fundamentación de peso para avalar que se continúe con esta medida. Entonces, esto es una confiscación; es quitar a alguien un bien para aumentar el patrimonio del Estado", acusó.

Sin demasiadas expectativas, Manganelli anticipó que pedirán una audiencia a la comisión de Derechos Humanos y Defensa del Consumidor de la Legislatura. "Que nos atiendan. Sabemos que los oficialistas son mayoría, pero tienen el deber de atendernos", manifestó.

Comentá la nota