Mandarano con fuertes críticas a la conducción de Unión Chivilcoyana.

Inusual polémica se desató en el seno de Unión Chivilcoyana. Concejales, y algunos integrantes del partido, se cruzaron a través de los medios en un enfrentamiento por las formas de conducción del partido, al punto que amenaza con la fractura del partido vecinalista.
Leandro Mandarano, ex candidato a concejal, fue entrevistado por Radio del Centro, y relató que "todo comenzó con diferencias en las decisiones que se tomaron el miércoles pasado, que luego se desconocieron, o cambiaron".

"Personalmente me enteré a través de un llamado del ingeniero Julio Mattía, presidente del partido, que me avisó que la reunión que se iba a hacer en la sede de Unión Chivilcoyana, con concejales electos de Unión PRO y el Acuerdo Cívico y Social se iba a hacer el lunes en la oficina del bloque de concejales, y sólo con los concejales".

Señaló que el sábado a última hora le transmitieron a la ingeniera Estafanía Cartier, vicepresidente del Partido, a quien le transmitieron que si persistían en la decisión de desconocer lo resuelto en la reunión, "íbamos a publicar una nota diciendo que estábamos en desacuerdo. Nos pidió tiempo, para hacer una reunión, y acordamos esperar hasta el domingo a la tarde".

A partir de ello publicaron la nota, y Mandarano dice que "luego nos vimos sorprendidos por la respuesta de Ayarza Garré y Pommarés, que consideramos agraviante, y falta a la verdad".

-¿Qué consideran agraviante, y en qué faltan a la verdad?

-Ayarza Garré habla de camarillas, alcahuetes, chusmas y politiqueros. Nosotros lo vemos agraviante.

Lo que dice Pommarés es totalmente falso. Dice que hay tres personas que quieren tomar por la fuerza las decisiones de la reunión, que quieren manejar el partido por la fuerza. Habla de quienes quisieron crear una comisión, y eso fue propuesta de la vicepresidenta del partido, Estefanía Cartier. No sé si Pommarés desconoce la autoridad de la vicepresidenta.

Además los miembros de la comisión fueron elegidos por quienes estábamos en la reunión.

Yo creía que una persona formada en el Derecho, como es la doctora Pommarés, tenía otros argumentos para salvar su posición, distinto a la mentira.

-Evidentemente acá hay un problema de fondo, que va más allá de la reunión…

-En al partido hay gente que se alejó del partido por estas cosas. Si vamos los miércoles a trabajar, pedimos que se respete el trabajo, porque lo que hacemos es en pos del partido.

Si en una reunión se decide algo, y luego te llaman para decirte que una o dos personas deciden hacer todo lo contrario, uno se pregunta para qué trabaja para el partido.

Parece que si lo decidido en la reunión es en favor de los intereses de alguien, son válidas, y si no son funcionales, no tienen validez.

-¿Creen que hay un manejo personalista o autoritario?

-Creo que se carga las tintas sobre Ayarza Garré, pero por la forma de ser y porque tiene más exposición mediática.

Personalmente he recibido críticas de la doctora Pommarés diciendo que Juancho (Ayarza Garré), y que teníamos que buscar la forma de pararlo.

Las declaraciones que vemos en los diarios de ayer, muestran que no hubo un manejo personal, sino más bien de un grupo reducido de gente.

-¿Esto es recuperable?

-Nosotros lo planteamos. Sabemos que se afecta la imagen del partido, pero creemos que se puede resolver y queremos que en 2011 Unión Chivilcoyana sea una opción electoral. Creemos que de seguir de la forma en que lo estamos haciendo, no creo que lleguemos a las elecciones de 2011, o en qué condiciones llegamos.

-¿Por qué lo dice?

-No sé si quedan militantes cuando uno se da cuenta que lo que hace es menospreciado o dejado de lado.

Unión Chivilcoyana viene haciendo una fuerte autocrítica interna desde el 29 de junio.

En esas autocríticas participaron todos los militantes, inclusive gente nueva pudo opinar y proponer.

Uno de los factores que se planteó fue la desorganización interna, y otro que el mensaje que se proponía no llegaba a la gente.

Ha pasado más de un mes y la desorganización cada vez se profundiza más, y el mensaje que se transmite a la gente es bastante confuso, sobre todo cuando hay tango halago de algún concejal de Unión Chivilcoyana hacia el oficialismo.

-¿Lo dice por Ayarza Garré?

-Lo digo por Juancho, y también por Pommarés, que sale a decir que fueron muy bien atendidos, y me parece que de acá a diciembre el rol de Unión Chivilcoyana -como único partido de ls oposición- debería ser más exigente que para el año que viene, cuando habrá tres partidos.

Ir a una reunión con el intendente o con concejales del oficialismo para salir a decir lo bien que nos atendieron, sin tener una mirada crítica de lo que se está haciendo; uno termina preguntando si no le estarán preguntando al lobo quién se come las ovejas.

Comentá la nota