Mandarán un millón de cartas a Cristina para que ande el tren

Ex ferroviarios inician una campaña para que los futuros usuarios le pidan a la Presidenta que cumpla y reactive el servicio de pasajeros entre la capital provincial y Tafí Viejo. "El problema es presupuestario"
Para la mayoría de los obreros ferroviarios, la postergación de la puesta en marcha del tren tiene una sola y contundente razón: "hay intereses para que el tren no funcione. Nadie lo admite, pero uno que tiene experiencia... sabe que ahí está el trasfondo". Así lo aseguró Miguel Angel Herrera, uno de los trabajadores de los talleres ferroviarios de Tafí Viejo.

El dirigente fue consultado ayer por LA GACETA sobre la falta de definiciones en cuanto a la circulación de la dupla de fabricación española que llegó a Tucumán para prestar el servicio de pasajeros. "La pelea es despareja, porque el imperio automotor gravita en las decisiones políticas. Ellos mueven el 90% del transporte de cargas y tengamos en cuenta que a la CGT la conduce Hugo Moyano y él representa al sector camionero", explicó Herrera.

Renegó de las postergaciones y resaltó que es un problema de vieja data en la Argentina. "Lamentablemente en nuestro país se manejan con políticas de corporaciones o de grupos de poder. En cualquier país serio el transporte por excelencia es el ferrocarril", afirmó.

Herrera puso como ejemplo el caso de Inglaterra, donde se tiene pensado -dijo- reemplazar a los vuelos de cabotaje por el uso del tren de alta velocidad.

Por e-mail

Un grupo de ex obreros comenzó una campaña denominada "Un millón de cartas a la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) por el tren a Tafí Viejo". La iniciativa pretende que los futuros usuarios que compartan la idea de hacer realidad el regreso de los trenes de pasajeros en todos el país y en especial por la reanudación del servicio entre la capital y Tafí Viejo envíen una carta a la presidencia.

Por e-mail circula el modelo de texto en el que debe incorporarse la firma y el DNI. "Fundamento mi solicitud ante la necesidad de contar con este medio de transporte tan necesario para la población de estas ciudades y localidades intermedias. Por ello y con todo respeto, solicito que se cumpla con la palabra empeñada y el plan de obras anunciado para el cumplimiento del servicio", se señala en la carta.

En este sentido, Herrera dijo que los obreros taficeños comparten esta iniciativa. "Es una porción más del activismo para beneficiar a todos los compañeros que están desocupados y quieren trabajar en el ferrocarril", señaló.

Pucharras explicó que hay diferencias entre el Estado y la empresa

Ayer se cumplieron tres meses del acto oficial en el que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, habilitó -por medio de una videoconferencia- el único viaje (simbólico) del tren que une la capital con Tafí Viejo. Aquella fue una tarde soñada para los taficeños, a los que suele embargar su sentimiento de nostalgia por el servicio ferroviario desde hace décadas.

Después se apagaron los flashes de los fotógrafos, se bajaron las cámaras de televisión, se desvanecieron los aplausos de los vecinos, se acalló el sonido de la campana de bronce y el silencio invadió a la estación taficeña. De allí en más, nadie supo nada de la puesta en circulación de la dupla de fabricación española.

Los desencuentros entre la Secretaría de Transporte de la Nación y Ferrocentral (la empresa que iba a hacerse cargo del recorrido del tren) derivaron en la paralización del proyecto. Según lo admitió ayer el intendente taficeño, Javier Pucharras, el servicio está estancado.

Diversos motivos se esgrimieron para explicar las causas por las que no había vuelto a rodar la máquina. Incluso, el gobernador, José Alperovich, garantizó que la Provincia asumiría la seguridad del vehículo y de los pasajeros durante el trayecto. Pero las diferencias contractuales entre la Secretaría de Transporte de la Nación y Ferrocentral habrían resultado determinantes.

"Hablé con el ministro de Desarrollo Productivo (de Tucumán), Jorge Gassenbauer, que está en permanente contacto con la secretaría de transporte de la Nación. Aparentemente, el problema es presupuestario. Están tratando de acordar con alguna otra empresa ya que Ferrocentral nada escatimó a la hora de solicitar los recursos", explicó Pucharras.

Aunque reconoció que todo está congelado, el jefe municipal se mostró optimista respecto de la reactivación. "Posiblemente en los próximos días se solucione este tema. Hoy estamos estancados. Pero tengo todas las expectativas y las esperanzas de que la Nación cumpla el compromiso asumido con la provincia y con los taficeños", dijo.

Comentá la nota