Mañana podría definirse la concesión de la terminal de ómnibus.

Mañana el intendente Cristian Breitenstein podría tomar una decisión respecto al licitación de la concesión de la terminal de ómnibus San Francisco de Asís.
TEBA, quien actualmente explota la terminal de Retiro, es la oferente que en mejores condiciones está. La firma tendría proyectado gastar $263 mil por mes en el mantenimiento del edificio, y recibir mensualmente $291 por su explotación.

La empresa tendría como objetivo ganar, según pudo averiguar Frente a Cano, $3,7 millones en los primeros seis años.

Vale recordar que el viernes por la mañana se reunió la comisión evaluadora y resolvió por mayoría que la propuesta de TEBA es la mejor. Uno de los aspectos que destacaron quienes participaron del encuentro es el de las inversiones prometidas por la oferente.

La única que propuso que se deje la actual licitación desierta y se convoque a una nueva, fue la concejal María José Romero, quien firmó un dictamen de minoría.

Comentá la nota