Mañana pagarán, en una sola cuota, el aumento a la Policía.

Mañana pagarán, en una sola cuota, el aumento a la Policía.
Los agentes siguen firmes en el rechazo al sueldo inicial de $1.900 que ofrece el Gobierno de la Provincia.
El aumento salarial del 12% que anunció el Gobierno provincial para el personal policial estará disponible a partir de mañana y se efectuará en un solo pago, no en dos, como se había anunciado inicialmente.

De acuerdo con lo establecido en la resolución 028/09 del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, mediante la cual se otorgó un incremento del 12% al personal policial con vigencia a partir del 1 de enero de este año, se informó que el aumento correspondiente al citado mes estará disponible en los cajeros automáticos a partir de mañana, miércoles 4 de febrero.

Según un comunicado del Gobierno provincial, el ministro de Finanzas y Obras Públicas, Carlos Parodi, impartió las instrucciones a fin de confeccionar las planillas complementarias para hacer efectivo el pago.

Petitorio

Mientras tanto, por la tarde de ayer, los policías autoacuartelados presentaron en la Jefatura de la fuerza un petitorio en el que plantearon tres puntos.

En primer lugar, exigen la "nulidad de las actuaciones administrativas que se están llevando a cabo" contra los efectivos que participan de la medida de fuerza por considerarlas "inválidas, arbitrarias y anticonstitucionales". Esto es, los descuentos de los días no trabajados, suspensiones de personal y, aunque aún no se efectuó ninguna, eventuales exhoneraciones.

Por otra parte, el escrito señala la "anticonstitucionalidad de las medidas que pretende tomar el Gobierno provincial porque violan el derecho a peticionar ante las autoridades, consagrado en la Carta Magna".

Finalmente, el documento pretende recordarles a las autoridades que "al intentar negociar nuestros salarios sólo estamos cumpliendo con una orden directa del gobernador Urtubey, que lo dispuso tras el paro de agosto último".

Marcha y abrazo simbólico

Además, el conflicto entre el Gobierno y los policías autoacuartelados atravesó horas cruciales ayer cuando 450 personas, entre oficiales, familiares y retirados, marcharon por la ciudad dejando de lado la tradicional imagen de subordinación de la fuerza. Las negociaciones están paralizadas en un pedido de $2.300 por parte de los manifestantes y una oferta de $1.900 del Gobierno.

La manifestación estuvo cargada de simbolismo, teniendo en cuenta que los reglamentos policiales impiden la actividad sindical.

La mayoría de los manifestantes se movilizó de civil, aunque también hubo quienes estaban de uniforme. La columna se hizo escuchar varios minutos frente a la Jefatura de la Policía, fuertemente custodiada por oficiales que no se adhieren al reclamo y que permanecían apostados en los accesos al edificio.

Seis agentes llevaban sus armas reglamentarias, aparentemente por descuido, ya que las dejaron tras las primeras cuadras de caminata.

La marcha partió del Centro Sargento Suárez, punto de reunión permanente para los que se identifican con la protesta desde el jueves, y también se detuvo frente a la Comisaría Primera y a la Catedral, donde guardaron unos minutos de silencio.

Los números

El Gobierno fijó su última oferta en un incremento del 12 %, lo que dejaría el salario más bajo en $1.900, pero el sector autoacuartelado pide al menos 2.300 como sueldo inicial. "Con el costo de vida actual deberíamos ganar al menos $2.500. Estamos pidiendo poco. Además lo que nos proponen es un aumento en negro y escalonado, que recién se notaría en el bolsillo en mayo", dijo a El Tribuno Rubén Argañaraz, uno de los voceros del sector en protesta.

En el Sargento Suárez se analizaba la posibilidad de volver a marchar en los próximos días.

Argañaraz aseguró que el 90% del personal se había plegado al paro, que ya lleva 5 días. Sin embargo, desde la Jefatura se estimó que la adhesión llega al 35% en la Capital y al 15% en el interior.

En agosto del año pasado los policías se habían autoacuartelado pidiendo aumentos de sueldo por última vez.

La protesta del año pasado terminó cuando los oficiales aceptaron un sueldo inicial de aproximadamente 1.680 pesos.

Antes del conflicto de 2008, los que comenzaban a trabajar en la fuerza cobraban unos 1.200 pesos en total.

Desde el jueves, Gendarmería colaboró con el patrullaje y vigilancia en puntos estratégicos.

280 nuevos agentes se incorporarán a la Policía en un acto que se realizará el jueves a la mañana.

Comentá la nota