Mañana, multimillonario fallo en histórico juicio

Mañana, multimillonario fallo en histórico juicio
Luego de 18 años de que el Superior Tribunal de Justicia se otorgara un aumento que no trasladó a los empleados judiciales como establecía la Ley 6151 de enganche salarial, el tribunal ad hoc a cargo de la demanda que reclama la ilegalidad de la medida fallará este lunes reconociendo el derecho de los trabajadores del poder a recibir el aumento.
Se trata del fallo en la denominada causa Muller, por el primer nombre del primer grupo de empleados que inició juicio planteando la ilegalidad del aumento, y sobre el que el Superior Tribunal ad hoc se fijó plazo para fallar finalmente este lunes a las 9 de la mañana, en una instancia que es esperada con el gremio judicial en estado de alerta y será recibida el mismo lunes con una movilización al edificio de la cabecera del Poder donde se dará a conocer el pronunciamiento.

La sentencia de la causa Muller sobre la ilegalidad del aumento generó unos 1.200 juicios promovidos e individuales de empleados que reclaman la correspondencia del aumento, de acuerdo a su situación de revista y la escala establecida en la ya fenecida Ley de enganche.

Es que la Cámara de Diputados dejó sin efecto la Ley de enganche salarial el año pasado y estableció mediante otra Ley que todos los aumentos salariales del sector se deberán definir con una Ley provincial. También estableció que aquel aumento, actualizado en $ 2.900 sobre el sueldo de un juez del Superior Tribunal, se integrara proporcionalmente al básico de todos los empleados judiciales en dos partes: $ 1900 entre enero y junio del 08 y los $ 1000 restantes, desde enero de este año.

A estas 1.200 causas se deberá sumar el reclamo que podrán iniciar el resto de los empleados judiciales que no hicieron una demanda original, por lo que sólo podrán reclamar lo no pagado en los dos últimos años por prescripción.

El Superior Tribunal de Justicia hizo un cálculo del monto reclamado en el año 2001, que según recordó hace poco el actual presidente del máximo órgano judicial, alcanzaba entonces a los 2000 millones de pesos.

La magnitud económica del reconocimiento del derecho de los judiciales de percibir el aumento de acuerdo a la Ley enganche vigente en el momento en que los jueces del Superior Tribunal se otorgaron la bonificación, deberá ser ponderada ahora y se estima que podrá duplicar aquél cálculo, anterior al período de mayor inflación de los últimos años.

Aunque los jueces del tribunal Ad hoc se negaron a adelantar criterios sobre el esperado pronunciamiento, el sólo hecho de que la Fiscalía de Estado jamás haya respondido la demanda, facilita una sentencia en contra de la Provincia.

La doctora María Luisa Lucas es la única integrante actual de la formación del Superior Tribunal de Justicia que tomó la decisión de asignarse el aumento de acuerdo al aumento que también habían tenido los jueces de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con los que estos estaban enganchados, pero sin trasladarlo al los empleados. La acompañaron Guillermo E. Mendoza, Juan del Carmen Sima, Aquiles H. Sotelo, y Héctor David Toledo; todo, durante el gobierno provincial de Danilo Luis Baroni.

Comentá la nota