Mañana, la fecha tope para policías rebeldes

Trascendió que en la Jefatura analizaban no sancionar con la baja a los que se reintegren, aunque superen 7 días de paro.
La de mañana es considerada como "la fecha tope" para que los efectivos autoacuartelados en el Centro Policial Sargento Suárez retornen a sus puestos de trabajo sin sufrir la baja como miembros de la fuerza, aunque hubieran excedido los siete días de no prestación de servicio, según trascendió anoche desde el comando de la Jefatura de Policía.

Al parecer, la flexibilización de la medida responde a la intención del Gobierno de preservar las fuentes de trabajo de los policías en huelga y evitar que las familias de estos efectivos paguen las consecuencias del conflicto.

Todo aquel policía que retome sus labores a más tardar mañana, "tendrá sanciones disciplinarias leves", aunque la exoneración que les corresponda no será aplicada por esta vez. Sin embargo, desde la Jefatura señalaron que la fecha tope para no entrar en el abandono del servicio y perder la fuente laboral vence definitivamente mañana, lunes 9 de febrero, y que quienes no se reintegren serán dados de baja de la fuerza.

Se supo que la Jefatura consideró que la medida obedece también a la intención manifiesta de muchos efectivos interesados en saber qué pasaría si vuelven a sus puestos.

Según los datos aportados por la Central policial, el número de acatamiento al paro disminuye con el correr de los días. El miércoles último, el ausentismo de efectivos ascendía al 32 %; el jueves, al 28 %; el viernes al 27 % y el sábado, al 27, aunque estos datos no contemplan las cifras del último turno del día que se iniciaba a las 19.

Marchan hoy

Por su parte, los policías autoacuartelados convocaron a una nueva marcha para mañana a las 9, en la que esperan contar con más asistencia que en las anteriores ya que aseguran que "un alto número de efectivos del interior provincial llegarán a la capital salteña para plegarse a la manifestación y hacer una demostración de fuerza al Gobierno".

El conflicto entre un sector de la Policía y el Gobierno cumple hoy su undécimo día luego de que los efectivos en huelga rechazaran el aumento salarial del 12 % que ofrece la Provincia, por considerarlo "insuficiente y arbitrario, ya que el porcentaje de aumento se fijó unilateralmente y no en una mesa de negociación".

Comentá la nota