Mammarella: "El gobierno quiere recaudar a cualquier costo"

Con la presencia de representantes de la entidad, como el vicepresidente primero, Pablo Orsolini, el director del distrito 9, José Luis Mammarella, el Presidente del Consejo Federado Bonaerense, Guillermo Gianassi, la Síndico Suplente de FAA Yanina Forconi, el representante local José Trentino, y el Intendente Carlos Antonio Gorosito, se realizó la cena de la Federación Agraria, a la que asistió gran cantidad de público, para festejar el Día del Productor Agropecuario.
En primer término, Gianassi expresó que la situación actual de la provincia es complicada, y los productores bonaerenses están atravesando una profunda crisis.

Por ello, el pasado 22 de julio se produjo una reunión entre el gobernador Scioli y miembros de la Federación Agraria, en donde el mandatario provincial manifestó que quizás en el 2010 habría que realizar algunos ajustes al impuesto inmobiliario rural, pero cualquier decisión sobre ello se haría en los primeros meses del año próximo y consultando a las entidades del agro. "Por ello, cuando un tiempo después se anunció este impuestazo, que afecta al sector agropecuario, nos pareció muy extraño que el proyecto de ley estuviera menos de 24 horas en el senado, y no se debatiera en ninguna comisión. ¿Cómo puede una ley tardar menos de 40 segundos en aprobarse?", manifestó Gianassi.

Además expresó que se ha hablado con los senadores de la provincia para hacerles ver que los productores están peleando por lograr el federalismo, y porque el gobierno les devuelva un poco de los que les está sacando, ya que por la gran crisis que están atravesando no están en condiciones de pagar aumentos impositivos. Por ello, la Federación Agraria firmó en disidencia a este aumento del inmobiliario rural.

Gianassi expresó que existen otras posibilidades para recaudar fondos, y sin afectar de manera tan directa a los productores ganaderos, como aumentar la coparticipación que se da a las provincias de algunos impuestos, como es por ejemplo el gravamen al cheque.

Además, agregó que la FAA está solicitando una segmentación de las retenciones, para poder así "castigar" a los pooles de siembra, que hoy están pagando menores valores que los pequeños y medianos productores. También comentó que no se tendrá en cuenta el revalúo del año 2005, sino que se tomará el del año 2003.

Gianassi expresó que pareciera que el nuevo ministro no conoce la situación de los productores bonaerenses, ya que con sus dichos demuestra un marcado desconocimiento de la coyuntura del agro. "Están diciendo que los campos valen mucha plata, pero le hemos señalado que los productores no usan al campo como un bien de renta, sino que lo utilizan para producir, o por lo menos así es con respecto a los agropecuarios que representa la FAA. ¿No es demasiado lo que aportan los pequeños y medianos productores, cuando de lo que cosechamos tenemos que abonar el 35%, por ejemplo?", expresó Gianassi.

Orsolini expresó que la conformación del Ministerio de Agricultura les parece correcta, y la llegada de Domínguez trae esperanza de que las cosas cambien, como siempre se espera en estas situaciones. "Mientras sigan teniendo poder de decisión y manejen todo Néstor Kirchner y Moreno, no creemos que vayan a haber cambios, pero esperamos la llegada de un camino distinto, donde se incluya un verdadero diálogo y de discusión de propuestas. Nosotros hemos presentado proyectos ante distintos funcionarios y no tuvimos respuesta", manifestó.

Mammarella manifestó que cree que la gran presión tributaria que existe es una especie de "revanchismo" del gobierno, ya que no es justo que no todos tributen de la misma manera. "El gobierno quiere recaudar, recaudar y recaudar a cualquier costo", expresó.

Comentá la nota