Malvinas, con nuevo gobernador

Se trata de Nigel Haywood, un ex cónsul en Basora en Irak que asumirá el año entrante. Es un diplomático experto en biodiversidad y turismo de postguerra

El Reino Unido anunció el recambio de su gobernador en Malvinas. A las islas Malvinas llegará una figura con perfil bastante alto en los medios británicos por su papel como cónsul general de Gran Bretaña en Basora, en el sur de Irak. Es Nigel Haywood, también un experto en temas de biodiversidad, quien se hará cargo de sus nuevas funciones recién en setiembre del año que viene, y reemplazará al ya veterano Alan Huckle.

El flamante gobernador viene trabajando con las tropas británicas que con las norteamericanas mantienen la ocupación de Irak. Una cooperación que ya anticipa que será similar a la que mantendrá con el Comando de las Fuerzas Británicas para las Islas del Atlántico Sur.

Cabe destacar que en los últimos años, ante el deterioro de las relaciones angloargentina por el diferendo de Malvinas, y también por las protestas de los isleños contra lo que consideran una política de bloqueo continental a raíz, en principio, de la prohibición de vuelos ordenadas por la administración Kirchner en 2003, varios legisladores y militares han incitado a los laboristas a tomar más medidas de "protección" de las islas.

La posición sobre el conflicto de soberanía nunca ha variado de gobernador en gobernador. Aunque Huckle, quien a diferencia de sus antecesores no ha querido hablar con la prensa argentina, ha tenido expresiones bastante duras para con el continente según informa el diario Clarín.

En momentos en que hay un nuevo boom en la exploración petrolera del Atlántico Sur, Haywood llegará también allí empapado en los temas energéticos por ser Irak una de las más valiosas reservas del mundo. Amante de los temas de medioambiente es conocido además por sus propuestas para desarrollar en el país árabe el turismo de pos guerra. Una materia que los malvinenses aprovecharon al extremo con sus tours a ver despojos y restos argentinos sobre los campos de batalla.

Comentá la nota