Malvinas Argentinas Kirchner pasó por Tortuguitas

Malvinas Argentinas  Kirchner pasó por Tortuguitas
Un Néstor Kirchner de tono susurrante pero palabras firmes inició ayer otra semana de campaña con un acto en Tortuguitas en el que le planteó un reclamo abierto a los bancos: "Van a tener que bajar las tasas para adecuarse a las necesidades que los argentinos tienen". Cariglino compartió ayer escenario con Kirchner por tercera vez en las últimas semanas y pidió "acompañar fuertemente este proyecto que se inició en 2003".
El ex presidente se dirigió con nombre y apellido al banquero Jorge Brito, con el que mantiene una aceitada relación. "Sabe que va a tener que adecuar las tasas que cobran los bancos", le dedicó al titular de ADEBA, la asociación que agrupa a los bancos privados de capital nacional. "No pueden seguir abusando de la rentabilidad que tienen".

En términos similares a los que había utilizado su esposa un rato antes en Neuquén, Kirchner defendió el nombramiento de directores por parte del Estado en las empresas donde las AFJP tenían acciones que pasaron a manos de la ANSeS.

Pero enseguida, el primer candidato a diputado por el Frente Justicialista para la Victoria, se atajó: "No somos estatistas, no se equivoquen -pidió-. Creemos en la fuerza de la economía privada, en los pequeños emprendedores, pero ellos solos no pueden frente a las fuerzas del mercado financiero. Tiene que estar también el Estado promotor e impulsor para darle al capitalismo un claro sentido nacional", argumentó.

Ante unas 500 personas, Kirchner defendió el modelo económico y la decisión de reestatizar la administración de los fondos previsionales para "cuidar el dinero de los jubilados" y disparó una vez más contra el gobierno de la Alianza y el PJ disidente que "descontó dinero a las universidades, los sueldos a los empleados públicos y bajó el 13 por ciento las jubilaciones tratando de mantener un modelo que se caía por sí solo".

EL CAMPO

"Las patronales rurales se equivocan. Los argentinos fueron solidarios con ellas cuando les iba mal. Ahora la cosa es al revés. Cristina sueña con un acuerdo social entre el capital y el trabajo para el Bicentenario, lo que significaría un punto de inflexión para sellar un acuerdo y que los argentinos sepan qué va a ser de ellos en las próximas cinco décadas", dijo Kirchner.

El ex presidente estuvo acompañado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo, el secretario de Obras Públicas, José López, el de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, y el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, uno de los pocos jefes comunales del conurbano que se resistió a presentarse como candidato testimonial en las próximas elecciones.

Cariglino compartió ayer escenario con Kirchner por tercera vez en las últimas semanas y pidió "acompañar este proyecto que se inció en el 2003, porque en este momento de crisis que vive el mundo todos y cada uno de nosotros, el ex presidente, la Presidenta que esta trabajando fuertemente y el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, tenemos que hacer un gran esfuerzo"

"Necesitamos confiar, creer y tomarnos de la mano y salir adelante. Necesitamos dar ese paso para que la Argentina definitivamente se ponga de pie. Estamos dispuestos a acompañarlo". Afirmó.

Finalmente, el candidato a diputado del Frente Justicialista para la Victoria Nestor Kirchner, destacó la necesidad de construir "el país que nos merecemos" y llamó a impulsar un debate "racional responsable y serio".

Comentá la nota