Malvinas: se abre un posible diálogo

La Presidenta y el primer ministro británico se reunirán el fin de semana en Viña del Mar
LONDRES.- Cuando la presidenta Cristina Kirchner se reúna con el primer ministro británico, Gordon Brown, la delicada cuestión de Malvinas estará presente en la conversación.

El primer ministro británico había rehusado por adelantado hablar con LA NACION de todo tema que no estuviera relacionado con la reunión del G-20, pero el habitual "sin comentarios" pronunciado ayer por una de sus voceras sirvió para dar crédito a la versión según la cual el tema Malvinas formará parte del diálogo que él mantendrá con Cristina Kirchner durante la cumbre de líderes progresistas que se realizará el próximo viernes y sábado en la ciudad chilena de Viña del Mar.

Esto es particularmente así porque los medios británicos habían abonado aquí el terreno para que la oficina del primer ministro diera una rotunda negativa.

El tabloide The Daily Express denunció en tapa "Miedo a una traición: el primer ministro mantendrá charlas secretas sobre Malvinas" (Betrayal Fear as PM holds secret Falklands Talks) mientras comentaristas de la cadena privada Sky News y de la estatal BBC consideraban que toda discusión del tema derivaría en el "suicidio político" de Gordon Brown.

David Lidington, vocero en asuntos de política exterior del Partido Conservador, censuró toda posibilidad de que la cuestión fuera tan sólo mencionada. "Nosotros queremos tener buenas relaciones con la Argentina, pero el primer ministro tiene que dejar en claro que los derechos democráticos de los isleños deben figurar siempre primero", indicó.

Reunión en Londres

En la cancillería argentina se da por cerrado que el encuentro en Viña del Mar permitirá descargar el planteo de la discusión de la soberanía de Malvinas.

El objetivo sería lograr que la cuestión haya sido aireada antes de que la mandataria argentina se sume al resto de los líderes del G-20 en Londres, el 2 de abril, la emblemática fecha en la que se cumplirán 27 años del desembarco de tropas argentinas en las islas Malvinas.

Una vocera de Downing Street, la sede oficial del gobierno británico, confirmó a LA NACION que los dos mandatarios mantendrán una reunión en los márgenes de la cumbre de líderes progresistas en Chile. "Pero en lo que concierne a las Falklands (Malvinas) preferimos no hacer comentarios porque la agenda no ha sido aún consolidada", indicó la funcionaria de la administración laborista.

La representante del gobierno malvinense en Londres, Sukey Cameron, restó, sin embargo, importancia al encuentro por considerar que las discusiones no serán de gran trascendencia. "La línea del gobierno británico es firme y no tenemos razones para sospechar que el primer ministro se apartará de esa línea. Ella (Cristina Kirchner) va a sacar el tema (de Malvinas) para el consumo doméstico", dijo ante una consulta.

Comentá la nota