Maluendres denuncia "desestabilización"

La Cuenta de Inversión 2008 de la UNLPam quedó en un estado de indefinición. Ese es, al menos, al término que encontró el rector Sergio Maluendres para calificar la situación actual luego de la sesión de ayer en el Consejo Superior donde el oficialismo trató de aprobar los números del año pasado pero se encontró con una inesperada maniobra de los doce consejeros opositores, entre ellos cinco de los decanos de las seis facultades de la casa de estudios.
"Lo que pasó es un hecho sin precedentes, ni se aprobó ni se rechazó la cuenta de inversión", se quejó Maluendres en diálogo con LA ARENA.

A la sesión, que comenzó a las 15, no faltó nadie. Estuvieron los veinticuatro consejeros superiores, doce alineados con Universidad Autónoma, la agrupación que lidera el rector, y la otra mitad con Universidad Federal, la oposición. La única moción que se trató en el debate fue la oficialista, que impulsaba la aprobación de la cuenta, amparada en la auditoría que realizó la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación.

El estudio había sido solicitado por Maluendres, junto a otro todavía no realizado por la Auditoría General de la Nación, luego de los fuertes cuestionamientos que UF había formulado a la ejecución del presupuesto 2008. Entonces, el proyecto había sido girado a la Comisión de Hacienda hasta tanto se conocieran los resultados de las auditorías. Apurado por los tiempos, y con el informe favorable de la SPU, el oficialismo decidió reimpulsar la aprobación de la cuenta, pero volvió a chocarse contra la intransigencia de sus rivales políticos.

Ardid reglamentario.

"Hubo una sola moción, de aprobación del despacho, que era apoyado por consejeros del oficialismo y otros del claustro estudiantil y la consejera no docente. Después de un debate relativamente breve, hubo doce votos por la afirmativa y doce abstenciones, con lo cual quedó en una situación casi inédita de indefinición", se lamentó el rector.

Maluendres afirmó que el "no voto, me abstengo" de la oposición es "un ardid reglamentario" que impidió la resolución de la disputa que las partes mantienen desde la primera mitad del año. "Si ellos hubieran presentado un proyecto por la negativa, desempataba la presidencia, pero estamos ante una clara maniobra de desestabilización institucional de parte de la oposición. De otro modo, no se entiende la fórmula que utilizaron. No voto, me abstengo, para imposibilitar el desempate de la presidencia y que no se resuelva el tema, entonces, si esto no es un intento de desestabilización institucional ¿qué es? No hubo un sólo planteo alternativo, ni cuestionamiento a la auditoría", afirmó.

No retorno.

El rector de la UNLPam se mostró alarmado con las expresiones que tuvo el decano de Ciencias Económicas y Jurídicas y presidente de la Comisión de Hacienda, Roberto Vassia, uno de los consejeros opositores. "Se refirió a la auditoria de la SPU como no independiente, con lo que interpreto claramente que la expresión vincula a la Secretaría de Políticas Universitarias con la UNLPam, lo cual desmiento. Esto que dijo Vassia, un supuesto candidato a rector, es gravísimo porque coloca a la UNLPam en una situación de no retorno con la Secretaría. Dijo que la auditoría de la SPU no era independiente ni competente. Esto consta en actas", dijo.

-¿Cómo argumentó sus afirmaciones el decano Vassia?

-Se refirió a las declaraciones del secretario de Políticas Universitarias (Alberto Dibbern) realizadas a LA ARENA, diciendo que había adelantado su posición respecto a la cuenta de inversión. Eso no es cierto porque, en realidad, el secretario no se refirió a la cuenta de inversión sino a uno de los incisos. Lo de Vassia fue un acto de irresponsabilidad institucional sin precedentes.

-¿Se veían venir una nueva negativa de UF a aprobar la cuenta de inversión?

-No, no esperábamos un acto de irresponsabilidad de este calibre, independientemente que, desde lo personal, sí creía que algunos consejeros iban a hacerlo. Pero que cinco decanos desconozcan una auditoría de la SPU, que es la que nos envía los fondos... Esto configura una maniobra de desestabilización institucional, sumado a que la cuenta de inversión, en toda la jurisprudencia existente, se aprueba o se rechaza. La obligación del consejero es rechazar o aprobar la cuenta, pero en este caso creo que ingresaron en una zona judicial dudosa. Pero en términos políticos quiero denunciar el inicio de la campaña electoral de UF, poniendo en riesgo la institucionalidad de la UNLPam. ¿En qué contexto vamos a tratar el Presupuesto 2010?

-Desde el punto de vista de la administración, ¿qué consecuencias trae la posición de UF?

-Quedó sin aprobar y sin desaprobar. Esto no está previsto en el Reglamento del CS. Ante la ausencia de reglamentación sobre un caso como este nos tenemos que regir por el reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación. En principio, todo volvería a comisión pero sin despacho alguno, salvo que los consejeros firmantes lo reactualicen y la semana que viene se presente otro proyecto aprobando la cuenta de inversión. Pero, si la decisión de la oposición es mantenerse en la abstención para no aprobarlo y generar un determinado clima con vistas a las elecciones de 2010, no tiene sentido.

Comentá la nota