Malloneros y Gobierno fumaron pipa de la paz

La pelea de siempre parece haber bajado el telón de fondo. Malloneros y Gobierno finalmente llegaron a un acuerdo que permita el cumplimiento de la veda pesquera. Será una ayuda monetaria, inferior a la demandada por los hombres del río y mercaderías, las que atenuarán la paralización de la actividad.
Después de varias idas y vueltas, con amenazadas de piquetes acuáticas Y de los otros, sobre el puente especialmente; y el incumplimiento de la veda que prohibe la pesca con fines comerciales hasta diciembre, las asociaciones de malloneros y espineleros rubricaron un acuerdo con el Gobierno de Corrientes, que llegó a través de Desarrollo Humano.

Aunque esta vez las negociaciones tuvieron otro cauce, el problema fue el de siempre. El ya reiterado y excesivo pedido de los trabajadores del río que pretendeían una elevada suma de dinero, 1300 pesos, bajo amenazas de retornar al río a pesar de la prohibición de hacerlo. Tuvieron otro cauce, porque las conversaciones con los díscolos representantes, las llevó adelante el subsecretario de Desarrollo Humano Miguel Ángel Bazzi y no Recursos Naturales o Acción Social, como en otros años.

Fue Bazzi quien confirmó el acuerdo pero reparó en que la ayuda llegará luego de depurarse los padrones que comenzarán a hacerse desde el martes de la próxima semana. Cuestión complicada, si se quiere, ya que no es la primera vez que desde la actividad pesquera se intenta inflar el número de beneficiarios, dejando las sospechas de siempre: que el sector se convirtió en otra caja política, que muchos quieren manejar.

Es cierto también, que la pipa de la paz que fumaron hace unas horas, deberá ser revalidada con el correr de las horas, sobre todo luego de la depuración del padrón y de ver que harán los Malloneros del Puerto Italia, que son los más testarudos a acordar con el Gobierno, sobre todo cuando sus apetencias se ven allanadas.

Comentá la nota