El malhumor en los mercados arrastró al Merval: cayó 3,6%

Fue un día negro para las acciones y los bonos, que bajaron en todo el mundo.
Estados Unidos estornudó y el mundo entero tembló. El presidente Barack Obama habló, puso condiciones y hasta le dio un plazo a las automotrices General Motor (GM) y Chrysler, rodeadas de fantasmas de quiebra, para que reestructuren sus deudas (Ver página 16). El resultado fue otra jornada negra en las bolsas del mundo. El Dow Jones perdió 254,16 puntos, mientras que el Merval de Buenos Aires cerró con una caída del 3,60%, y aterrizó en las 1.123,28 unidades. Se cortó así una racha positiva de casi dos semanas, la más larga desde que comenzó la crisis, y que había llevado a muchos analistas a asegurar que "lo pero ya pasó" y que se había tocado fondo.

Primero fue Nueva York. Y las bolsas latinoamericanas le siguieron el paso, al igual que las europeas. México llegó a bajar casi cuatro puntos, Brasil tres y Argentina, que necesitó la activa intervención del Banco Central para que el dólar no sufriera otra suba, se mantuvo entre ambas.

El Merval, que la semana pasada había logrado avanzar casi 9%, retrocedió ayer varios casilleros. El marcador mostró una caída del índice de 3,6%, que ahora lo coloca en el equivalente a 300 dólares. El valor, según el análisis de Juan José Vázquez de Bull Market, está muy por debajo del promedio de la década anterior: "En los 90 estaba entre los 400 y 500 dólares". Y más atrás todavía de los 800 dólares de comienzos del 2008.

En total, diez de las catorce acciones que integran el Merval cerraron en baja. Así fueron los casos de la siderúrgica Tenaris, del grupo Techint, con una pérdida del 4,7%; y Petrobras Brasil, que cayó 4,6%. Otros casos similares se notaron en Mirgor (-6,89), Aluar (-4,89) y Molinos Río (.3,78).

La crisis de las automotrices en EE.UU. repercutió aquí con un aumento de la aversión al riesgo que se vislumbró también en la caída de la mayoría de los bonos, cuyo derrumbe no cede. Bajaron el Discount (0,26%), el Boden 2012 (0,38%) y el Bogar 2018 (1,08).

El dólar logró mantenerse por la fuerza de la mano del Estado, que puso un freno a la tendencia en alza de días pasados. El precio de la divisa, que también se muestra susceptible a variaciones por las cercanías de las elecciones legislativas, pudo perseverar en las casas de cambio local a $3,70 para la compra y 3,73 para la venta en el mercado minorista, gracias a la inyección de 150 millones de dólares de reservas del Banco Central. Por la tarde, conocida la noticia de la ayuda China (Ver página 3), comenzó a especularse con un sendero de suba más acotada para los próximos días.

En la región el coletazo también sonó con fuerza. Brasil sufrió una caída del 2,99% en la Bolsa de Valores de San Pablo y la depreciación del real. El índice Bovespa operó en terreno negativo y cerró a 40.653,13 puntos, con un retroceso de 1.254,16 unidades frente a las transacciones del viernes pasado. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este lunes con una pérdida de 3,86%, 785,02 puntos menos que el viernes.

Comentá la nota