Malestar social por el incremento de la tarifa de luz

La preocupación de cientos de usuarios, que deberán pagar aumentos que rondan entre el 100 y el 400 por ciento, se hizo sentir con la presentación de múltiples reclamos en la Defensoría del Pueblo.

La economía de miles de tucumanos sufrió en los últimos días un golpe tan duro como inesperado. Se trata de un inusitado "tarifazo" en el servicio de electricidad, con aumentos que, en muchos casos, rondan entre un 100 y un 400 por ciento, en comparación con las últimas facturas abonadas. Según indicaron las autoridades, el incremento afectará a unos 22 mil clientes, tanto empresas como usuarios residenciales, con consumos bimestrales superiores a los 1.000 kilovatios. Sin embargo, también hubo quejas de personas que no alcanzaron esos niveles de gasto energético y vieron incrementadas sus boletas considerablemente.

Los exorbitantes montos a pagar crisparon los nervios de algunos usuarios, quienes se agolparon ayer en la sede de la Defensoría del Pueblo, cita en calle Balcarce 64, en las oficinas de la Empresa Distribuidora de Electricidad de Tucumán (EDET) y en la sede del Ente Provincial Regulador de Energía de Tucumán, EPRET, donde dejaron radicadas sus denuncias.

Además, un grupo de vecinos de distintos barrios, tanto de la Capital como de municipios cercanos, quienes ya había expresado su descontento en la última sesión de la Legislatura, el miércoles pasado, convocaron a una movilización hoy, a las 10.00, en la plaza Independencia, para rechazar el incremento.

"Este es un atentado al bolsillo que no vamos a soportar. La última boleta que pagué fue de 250 pesos, con un consumo de 800 kilovatios, pero la última llegó con un monto de 585, más del doble, por lo que no voy a pagar", dijo a EL SIGLO Julio Américo Bazán, uno de los tantos vecinos que ayer recurrió a la Defensoría del Pueblo para dejar asentada su queja y que hoy tiene previsto marchar al principal paseo público.

Varios factores

El titular del EPRET, Augusto Contreras, explicó a este diario que "son varios los factores" que se conjugaron para que el aumento llegue a esos porcentajes. "Por un lado -indicó- está el incremento de un 12 por ciento para reajustar el ingreso de EDET, que fue autorizado en la audiencia pública de diciembre pasado y que fue aplicado en las últimas facturas". Dijo que "a ello debe sumarse el pago de la retroactividad a mayo de 2008 sobre ese último aumento, que se abonará en ocho bimestres y que recién comenzó a plasmarse en las boletas del servicio".

Contreras agregó que "el tercer factor, y quizás el más determinante respecto a este aumento, está dado por la supresión de los subsidios de la Nación del 11,75 por ciento a las generadoras de energía, lo cual beneficiaba directamente los grandes usuarios, que son los consumen más de mil kilovatios bimestralmente y que ahora deberán afrontar el costo, en concepto de multas, que serán progresivas, de acuerdo al gasto energético".

Sobre éste último punto, el funcionario precisó que debido a la crisis financiera, los subsidios por 10 mil millones de dólares anuales que la Nación otorgaba a las generadoras, para evitar un incremento del servicio en el sector de mayor consumo, fueron dejados sin efecto.

Agregó que "este aumento no tiene ningún tipo de rédito para EDET y lo que perciba por ese ítem será destinado exclusivamente para la compra de la energía en el mercado a las generadoras o centrales eléctricas, que al dejar de percibir los subsidios, cobrarán más caro".

Por otro lado, Contreras aseveró que "los usuarios afectados por este aumento son personas que pueden reducir sustancialmente su gasto de energía, superior a los 1.000 kilovatios bimestrales, toda vez que el consumo promedio de Tucumán está en el orden de los 350 kilovatios cada dos meses, es decir, casi un 300 por ciento menos".

“Incrementos excesivos”

Por su parte, el ombudsman Jorge García Mena confirmó que a la repartición a su cargo "están llegando denuncias todos los días, desde comienzos de esta semana, por incrementos excesivos en las boletas de electricidad, que son onerosos para la economía familiar y, en algunos casos, muy difíciles de afrontar. A esos usuarios se les brinda asesoramiento y se hace formularios de recursos para plantear sus quejas tanto en EDET como en el EPRET", señaló.

El defensor del pueblo confirmó que hoy por la mañana se reunirá con representantes de EDET "para que expliquen los alcances de estos aumentos. Queremos aclarar la situación de los usuarios para darles alguna solución, porque los incrementos son demasiado onerosos para las familias, que en algunos casos, venían abonando 600 pesos y ahora les llegaron facturas de más de 1.500 pesos".

García Mena dijo que "además de los altos montos a pagar que muestran algunas facturas, también se notan llamativos incrementos en el consumo, por lo que queremos que EDET explique bien como se realizaron las lecturas de los medidores".

Además, recordó que "la Defensoría viene pidiendo desde hace mucho para que se informe a la gente cuál es el consumo de cada aparato eléctrico, a los fines de que pueda adoptar medidas que le permitan hacer un uso más racional. Los vecinos no saben cuánto gasta un aire acondicionado y cuánto implica su uso en el consumo mensual o bimestral". Por otro lado, admitió que "no se informó debidamente cómo iban a incidir las sanciones para quienes más consumen, dado que la Nación decía que los aumentos para esos usuarios iban a rondar entre un 25 y un 39 por ciento, cuando estamos frente incrementos que llegan a un 300 o 400 por ciento".

Sobre el particular, García Mena anticipó a EL SIGLO que en las últimas horas mantuvo contacto con el ombudsman nacional, Eduardo Mondino, y con sus pares de otras provincias, "para analizar la posibilidad de realizar un reclamo conjunto a la Nación para que suspenda la ejecución de estas sanciones, que realmente afectan demasiado a la población". El funcionario justificó su postura asegurando que "no se puede aplicar este tipo de medidas en provincias como Tucumán, donde la utilización de los aires acondicionados o ventiladores, con temperaturas para ésta época que rondan los 40 grados, más que un lujo es una necesidad. No se puede medir con la misma vara, las condiciones climáticas particulares hacen necesario tener cuidado a la hora de aplicar aumentos o sanciones que impliquen pagar 400 pesos más de luz", disparó.

Comentá la nota