Malestar por presunto mercado negro de licencias

La manifestación comenzó en el Centro Cívico, donde se concentraron unos 80 vehículos que enfilaron a Casa de Gobierno para ser recibidos en Tránsito y Transporte. El encuentro será mañana. Desde el sector dijeron que la convocatoria no es mayor por miedo.
La mañana de ayer tuvo una caravana de taxis y remises que llegaron hasta Casa de Gobierno para reclamar atención a sus reclamos por las irregularidades en el otorgamiento de licencias para trabajar con sus vehículos. Desde el gobierno provincial les dijeron que mañana serán atendidos para evaluar el reclamo y las posibles soluciones.

La concentración se produjo en la puerta del Centro Cívico, donde 80 trabajadores del sector se convocaron para reclamar por los elevados montos que deben pagar por el concepto de alquiler de licencias para desempeñarse en el rubro.

Este reclamo que data de hace muchos años atrás, trae aparejado una serie de irregularidades que los choferes denuncian como ilegales.

Jorge Atencio, uno de los líderes del reclamo, manifestó que la actividad cuenta con muchas trabas para los choferes que están desprotegidos en el ámbito laboral, ya que aseguran que las empresas de remís son las que poseen la mayoría de las licencias y que eso perjudica el trabajo de ellos puesto que deben hacerse cargo de los costos y además pagar entre 1.200 y 1.500 pesos de alquiler de las licencias.

Esta situación los lleva a agruparse para reclamar por una normalización y aseguran que, además del reclamo que exponen, existe la irregularidad en diferentes empresas del rubro que no cumplen con lo que la Dirección de Tránsito y transporte exige para desempeñarse en el rubro.

“Esto hace que también haya muchos trabajadores en negro porque las empresas quieren blanquear la situación con el monotributo. Pero no sabemos a quién le tributamos nosotros si no somos dueños de nada porque pagamos un alquiler. Para nosotros es un riesgo enorme porque hoy nos la alquilan y mañana nos dicen que no la alquilan más y que venga otro coche. Tampoco nos podemos endeudar en cambiar el coche porque no tenemos seguridad de nada. Hay muchas remiseras que no están en condiciones de estar abiertas porque no cumplen con lo que exige Tránsito y Transporte”, dijo Atencio.

Este reclamo fue atendido por uno de los secretarios del gobernador, Héctor Pérez, quien les manifestó que mañana serán atendidos para evaluar el reclamo y ver los caminos a seguir.

Comentá la nota