Malestar en Mar del Plata por faltazo de Cobos y expectativa por visita de Carrió.

La ausencia inesperada del vice, que está a cargo del Poder Ejecutivo, fue el tema que sobrevoló toda la jornada inaugural en el Club Quilmes de esa ciudad. Hubo críticas y malestar aunque la mayoría lo justificó. Para Federico Storani, el mendocino deberá "tomar decisiones". Leopoldo Moreau dijo que "Cristina no hubiese tenido problemas en ir a un acto partidario". Entre las barras hubo cánticos encontrados. Hoy llega la líder de la CC.
"Bienvenido Julio Cobos", rezaban dos pasacalles colgados en la puerta del Club Quilmes, de Mar del Plata, donde ayer comenzó la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical. Pero tal como había anticipado el jueves, el vicepresidente no pudo ser bienvenido, porque nunca llegó. Y muchos radicales se quedaron con las ganas. No hubo broncas, pero sí lamentos. "Cristina no hubiese tenido problemas en ir a un acto partidario", afirmó Leopoldo Moreau en referencia a la excusa de Cobos de que debía respetar la institucionalidad y más aún por estar a cargo del Poder Ejecutivo ante la ausencia de la Presidenta. "Me hubiese gustado que esté, pero entiendo sus razones", agregó.

Federico Storani, en el mismo sentido, reconoció que cree "en el planteo de respeto institucional", aunque se lamentó: "Hay un exceso de respeto, cuando se ve que los Kirchner lo hacen de formas mucho peores". "Quizás es un momento de tomar decisiones y realizar actos más fuertes", remató.

La Convención, sin su estrella principal, mantuvo la trama prevista para su primer día: poner en escena la reunificación del partido. Y los protagonistas fueron laderos de Cobos, como el gobernador de Catamarca, Eduardo Brizuela del Moral, que llegó acompañado de Daniel Katz, Héctor "Cachi" Gutiérrez, Mario Meoni y Horacio "Pechi" Quiroga. "Esta convención será un hito histórico, porque fue convocada para unir nuevamente a los radicales", afirmó Brizuela. Y se animó a pensar, "por qué no, en la presidencia para 2011". El vicepresidente se hizo presente a través de una carta. "Asumo con gran satisfacción que la Unión Cívica Radical realice los esfuerzos necesarios para alcanzar la unificación partidaria", decía la misma.

Una banda que respondía al gobernador cobista de Corrientes, Arturo Colombi, alentaba el proceso de reunificación. Pero tuvieron una respuesta inmediata de gran parte de las casi mil personas que con su canto aclararon posiciones: "Yo no me vendo por nada en el mundo, a la UCR la llevo en el alma y a Alfonsín lo llevo en el corazón". También aparecieron panfletos que decían "No a la vuelta de los traidores" y la firmaba el grupo Intransigencia Radical de Mar del Plata.

Para el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales, la ausencia de Cobos fue una sorpresa. El martes habían estado reunidos definiendo, entre otras cosas, qué iba a decir cada uno en sus discursos. Pero también los propios cobistas se sorprendieron. El marplatense Katz tenía preparado un gran acto en el estadio Luz y Fuerza con la presencia de su líder, pero se enteró el jueves por los medios. Otros, como el senador mendocino Ernesto Sanz, no se mostró sorprendido. "Yo lo conozco y no me sorprende, él siempre resguardó la cuestión institucional. Y la verdad que no le ha ido tan mal, hay que reconocer que el tipo tiene olfato", aseguró, y agregó: "Muchos creen que podría haber venido igual".

Un histórico radical opinó: "Quizá no quería venir para evitar compartir cartel con (Elisa) Carrió". Desde el cobismo lo desmintieron: "No vemos a Carrió como una competidora". Para hoy esperan la presencia de Elisa Carrió junto al titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani.

*Desde Mar del Plata.

Sigue

Hubo un clima de presiones para que Lilita encabece la lista

La figura de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y en particular su estrategia electoral siguen generando resquemores en la Unión Cívica Radical. Ayer por la mañana, el presidente de la Convención Nacional del partido le reconoció a la prensa que van a presionar para que revea su decisión de no encabezar la nómina de candidatos a diputados. "Vamos a insistir para que Carrió sea primera en la lista porteña", advirtió.

Sin embargo, horas más tarde el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales, salió a desmentirlo. "A Carrió no la vamos a presionar", aclaró el senador jujeño. Y agregó: "El acuerdo entre la Coalición y la UCR en la Capital es al margen del lugar que se ocupe en las listas".

La situación de la Ciudad de Buenos Aires no es un tema que se pase por alto en la Convención. A muchos radicales no les gusta la idea de que el economista Alfonso Prat Gay encabece la lista y quieren que sea la propia Lilita quien la lidere. "La semana que viene se define todo", anticipó Morales.

Además, cómo actúe Julio Cobos en el distrito mantiene alertas a todos. Algunos todavía creen que tiene intenciones de presentar candidatos propios, aunque sea para presionar y para poner gente suya en las listas. Suenan los nombres del canciller de Raúl Alfonsín, Dante Caputo, para diputado y Raúl Gámez, el ex presidente del club Vélez Sarsfield, para legislador. Rodolfo Terragno también aparece cercano a Cobos, aunque sostiene que se presenta si se mantiene la unidad. No obstante, el vicepresidente le habría dicho al Comité Capital que él no iba a presentar candidatos propios y que iba a avalar la decisión orgánica.

Comentá la nota