Malestar en hospital de Acha

Dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunciaron que el director del hospital de General Acha, Juan Carlos Saliba, conduce su gestión de manera arbitraria. Además, acusaron al profesional de perseguir a los empleados del sector de mantenimiento sin motivo alguno.
La denuncia de ATE fue realizada luego de la recorrida que sus representantes hicieron por las instalaciones del centro asistencial Padre Angel Buodo. En la oportunidad, dialogaron con el personal médico y no profesional, quienes se mostraron molestos por la "pésima conducción" de Saliba.

En una entrevista mantenida con LA ARENA, los sindicalistas Nilda Lescano y Stela Clemant relataron que decidieron visitar el centro de salud porque extraoficialmente habían recibido noticias de que existía en el personal un malestar generalizado hacia la gestión de Saliba, y que la situación era mucho más grave que la de otros hospitales provinciales.

Cargos.

Por su parte, el secretario gremial de ATE Santa Rosa, Claudio Cabrera, dijo que Saliba se maneja de manera "arbitraria" al momento de definir los cargos, debido a que posibilita que contratados como monotributistas puedan acceder a cargos en jefatura o administración, impidiendo con eso que los lugares sean ocupados por trabajadores de planta permanente.

En otro orden, Cabrera señaló que hay profesionales que protestaron porque son "obligados" a hacer guardias activas (trabajo extra), cuando son full time que en algunos casos ni siquiera cuentan con la capacitación adecuada para cumplir esa función. Por ese motivo los médicos rechazaron la imposición del director, ya que entienden que no están capacitados para desempeñarse en ciertas tareas.

Personal.

En tanto, Lescano y Clemant se mostraron preocupadas por la falta de recursos humanos que existe en el hospital. Se necesitan enfermeros y médicos, sobre todo teniendo en cuenta que Acha es cabecera de una amplia zona de la provincia.

Informaron, además, que el sector de rayos funciona sin que las paredes estén debidamente blindadas, y solamente cuenta con un chasis, por lo que limita mucho más las respuestas que deberían dar en casos de emergencia. "Lo que sucede en este sector es grave, debido a que el personal trabaja con materiales vencidos y delantales deteriorados", agregaron.

En ese sentido expresaron que los empleados y profesionales no trabajan con los aparatos y equipos adecuados.

Comentá la nota