Malestar en el Gobierno por los informes de Aguas de La Rioja

El Gobierno analizará cuál será el futuro de la empresa que tiene la concesión del servicio de agua en tres departamentos
La situación de la empresa Aguas de La Rioja parece cada vez más crítica y compleja. Lo revelan los informes de la auditoría decretada por el gobernador Luis Beder Herrera para conocer la situación de la firma que tiene la concesión del servicio del agua en Capital, Chilecito y Chamical.

Así lo adelantó a NUEVA RIOJA una alta fuente gubernamental que advirtió que en la Función Ejecutiva analizan cuál será el futuro de la empresa porque no están conformes con el rol que desempeña en la Provincia. Las ideas de intervención o reestatización están entre las alternativas.

Queda confirmada así, por ejemplo, la disconformidad manifestada semanas atrás por el secretario del Agua, Germán Gracia sobre el tratamiento del agua potable.

El funcionario participó de la revisión de todo el sistema de red de agua potable de la ciudad Capital, verificó planillas presentadas por la empresa. "No estoy de acuerdo con el mantenimiento que se hace a las bombas por parte de la empresa", comentó en ese momento el funcionario provincial, que es uno de los principales encargados de la auditoría.

El funcionario observó la falta de condiciones de mantenimiento, higiene y seguridad de algunas bombas.

El gobernador Luis Beder Herrera determinó, mediante un decreto, abrir una investigación a la empresa para conocer su situación financiera porque el Estado aportó recursos a la firma que resulta deficiente en su desempeño.

Los aspectos técnicos de la auditoría serán presentados por el secretario del Agua, Germán Gracia que trabaja en conjunto con los dos fiscalizadores designados: Carlos Ariel Andrade y Adolfo Scaglioni. Por otra parte, los legisladores también tomaron intervención en el tema y llamaron para mañana al Bloque Justicialista, a las autoridades del EUCOP para que expliquen la situación de la empresa.

Comentá la nota