Malestar generalizado por los descuentos en el anticipo de $800

El Banco de Corrientes aplicó descuentos en el primer día de pago del adelanto de sueldo. Afectó al 70 % de los jubilados de la Provincia. Los gremios pidieron al Gobierno que pare las retenciones compulsivas y certeza sobre el pago del aguinaldo.
Ayer se ini­ció el pa­go del an­ti­ci­po del suel­do de di­ciem­bre, de 800 pe­sos pa­ra los ac­ti­vos y pa­si­vos de los tres Po­de­res del Es­ta­do. El Go­bier­no dis­pu­so la me­di­da, co­mo una al­ter­na­ti­va an­te el dé­fi­cit eco­nó­mi­co que no le per­mi­te ase­gu­rar el pa­go for­mal del sa­la­rio ni del agui­nal­do. El cro­no­gra­ma con­ti­nua­rá has­ta ma­ña­na, pe­ro du­ran­te el pri­mer día de li­qui­da­ción hu­bo pro­ble­mas. La ma­yo­ría de los ac­ti­vos y pa­si­vos, cu­yos do­cu­men­tos ter­mi­nan en 0, 1, 2 y 3, que fue­ron a re­ti­rar los 800 pe­sos se en­con­tra­ron con la in­gra­ta sor­pre­sa de que el sis­te­ma les ha­bía he­cho gran­des des­cuen­tos. El Ban­co de Co­rrien­tes les re­tu­vo com­pul­si­va­men­te par­te del ade­lan­to, a aque­llas per­so­nas por los gas­tos de sus tar­je­tas de cré­di­tos, de mu­tua­les, pa­go de cré­di­tos y otras au­to­ri­za­cio­nes de dé­bi­tos au­to­má­ti­cos. La ma­yo­ría de los gre­mios de em­ple­a­dos es­ta­ta­les ya ha­bí­an mos­tra­do su des­con­ten­to y pre­o­cu­pa­ción por la de­ci­sión del Go­bier­no de pa­gar el suel­do des­do­bla­do. Con­vo­ca­ron a sus afi­lia­dos a man­te­ner­se en es­ta­do de aler­ta y asam­blea per­ma­nen­te por es­ta me­di­da, y por la in­se­gu­ri­dad del co­bro del agui­nal­do. Es­tas re­ten­cio­nes com­pul­si­vas cal­de­a­ron aún más los áni­mos. El an­ti­ci­po de 800 pe­sos fue ide­a­do pa­ra que los tra­ba­ja­do­res y ju­bi­la­dos tu­vie­ran al­go de di­ne­ro en las fies­tas. Pe­ro no cum­plió con su ob­je­ti­vo. "Al­gu­nos com­pa­ñe­ros no co­bra­ron na­da. Es­ta­mos pre­o­cu­pa­dos y en aler­ta", di­jo el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la CTA Co­rrien­tes, "Cha­no" Ro­me­ro. Des­de 1983 "ca­da nue­va ges­tión, en­sa­yó" el mis­mo la­ti­gui­llo, "que la ges­tión an­te­rior ha­bía des­pil­fa­rra­do los fon­dos" y de ese mo­do sur­gie­ron los "CE­CA­COR, los 11.000 pues­tos de tra­ba­jo per­di­dos, la de­va­lua­ción del sa­la­rio (...) "Si­mi­lar ar­gu­men­to al es­gri­mi­do por el hoy Mi­nis­tro de Ha­cien­da, Con­ta­dor Vaz To­rres" (...) "No po­de­mos se­guir acep­tan­do que cai­ga nue­va­men­te so­bre nues­tras es­pal­das to­do el pe­so del in­cum­pli­mien­to de quie­nes os­ten­tan nues­tra re­pre­sen­ta­ción", di­ce par­te de un co­mu­ni­ca­do del Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res Ju­di­cia­les (SI­TRAJ) que lle­gó a "é­po­ca". Se­gún el Cen­tro de Ju­bi­la­dos de la Pro­vin­cia, los más per­ju­di­ca­dos por es­tos des­cuen­tos son los ma­yo­res. "Re­co­no­ce­mos el es­fuer­zo del Go­bier­no, pe­ro no po­de­mos ne­gar nues­tra pre­o­cu­pa­ción", di­jo a "é­po­ca" su pre­si­den­te Ma­ría de las Mer­ce­des Zam­bra­no. Con­si­de­ra que "el 70 por cien­to de nues­tros abue­los es­tán adeu­da­dos con el Ban­co de Co­rrien­tes por prés­ta­mos; por la tar­je­ta Au­ras; con las mu­tua­les; otros dé­bi­tos au­to­má­ti­cos y to­do eso se les es­tá des­con­tan­do". Los ma­yo­res re­pu­dios se lle­va el ban­co ofi­cial, que es el en­car­ga­do de las li­qui­da­cio­nes. "Re­sul­ta que el pri­me­ro que se co­bra es el Ban­co de Co­rrien­tes, y la pla­ta no lle­ga al bol­si­llo de los ju­bi­la­dos. En­ton­ces pa­ra qué im­ple­men­ta­ron el an­ti­ci­po de 800 pe­sos", cues­tio­nó Zam­bra­no. Los ca­sos se mul­ti­pli­ca­ron por mi­les de aque­llos que só­lo co­bra­ron 100, 50 y has­ta 0 pe­sos. Otros cre­en que en re­a­li­dad el ade­lan­to de­bió ser del agui­nal­do; y no del suel­do de di­ciem­bre. Así se evi­ta­ban las re­ten­cio­nes com­pul­si­vas. "En vez de cau­sar ale­grí­a, es­tos des­cuen­tos es­tán cau­san­do llan­to y tris­te­za en nues­tros ma­yo­res. Se acer­can al Cen­tro pi­dien­do ór­de­nes de com­pra, pe­ro no da­mos abas­to. Es una si­tua­ción de­ses­pe­ran­te", co­men­tó la pre­si­den­te del Cen­tro de Ju­bi­la­dos de la Pro­vin­cia. El Sub­ge­ren­te del Ban­co de Co­rrien­tes, An­to­nio Co­lom­bo, se­ña­ló que los des­cuen­tos de los 800 pe­sos, es pa­ra pro­ve­e­do­res a quie­nes los em­ple­a­dos y ju­bi­la­dos les de­ben. Des­de el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da del Go­bier­no le co­mu­ni­ca­ron a los gre­mios que la de­ci­sión po­lí­ti­ca es que los ac­ti­vos y pa­si­vos pue­dan con­tar con es­te di­ne­ro en Na­vi­dad; pe­ro que los des­cuen­tos que se es­tán pro­du­cien­do es par­te de la po­lí­ti­ca del sis­te­ma de li­qui­da­cio­nes del Ban­co de Co­rrien­tes.

Dos descuentos en 20 días

Al­gu­nos en­ti­da­des que nu­cle­an a los em­ple­a­dos pú­bli­cos con­si­de­ran que es­tos des­cuen­tos son ile­ga­les, ya que en me­nos de 20 dí­as sus ha­be­res re­ci­bie­ron dos re­cor­tes. Las pri­me­ras re­ten­cio­nes se die­ron con las li­qui­da­cio­nes del suel­do de no­viem­bre, du­ran­te los pri­me­ros dí­as de di­ciem­bre. Aho­ra vuel­ven a su­frir des­cuen­tos en el an­ti­ci­po de 800 pe­sos de di­ciem­bre. Las aso­cia­cio­nes de ac­ti­vos y pa­si­vos en­tien­den que es­tas re­ten­cio­nes de­be­rí­an re­a­li­zar­se en­tre el 1 y el 10 de enero, y no aho­ra. Por ello es­tán ana­li­zan­do re­a­li­zar pre­sen­ta­cio­nes ju­di­cia­les pa­ra fre­nar las re­ten­cio­nes com­pul­si­vas. Tam­bién a prin­ci­pios de di­ciem­bre, se ha­bí­an re­gis­tra­dos erro­res en el nue­vo sis­te­ma in­for­má­ti­co "Ban­to­tal", que el Ban­co de Co­rrien­tes ha­bía pues­to en fun­cio­na­mien­to. En aque­lla opor­tu­ni­dad de­sa­pa­re­cie­ron cuen­tas de de­pó­si­tos de suel­dos, y otras 800 cuen­tas ban­ca­rias ha­bí­an su­fri­do des­cuen­tos in­jus­ti­fi­ca­dos y que­da­ron en ro­jo de ma­ne­ra inex­pli­ca­ble.

Comentá la nota