Malestar de funcionarios por distribución de maíz

(Villa Iris) - Varios son los camiones que siguen arribando a la localidad bonaerense de Villa Iris con maíz para alimentar al ganado que sufre los efectos de la sequía
Los vehículos comenzaron a llegar en las últimas horas del viernes tras la entrevista mantenida oportunamente por el productor de la zona Juan Manuel Garciarena con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, a quien le manifestó la necesidad de alimento para los vacunos, por lo que se acordó el envío de 15 mil toneladas de maíz para el sur del Partido de Puán, Villarino y Patagones.

En Villa Iris, localidad distante a 20 kilómetros del límite con La Pampa, el maíz es recibido en la planta de silos de la empresa Fuxu S.A. (ex Junta Nacional de Granos). Los productores deben presentar una serie de formularios para ingresar dentro del listado de posibles beneficiarios.

Esta operación, donde Moreno acordó con las grandes exportadoras de cereales la compra de 15 mil toneladas de maíz para distribuir en Villa Iris, Carmen de Patagones y Villarino, y designó a Garciarena como responsable de la distribución, levantó polvareda. Al parecer, no les avisó a los intendentes de esas localidades, al ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, Emilio Monzó, ni al secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, que iba a enviar los granos, generando malestar entre los funcionarios.

El fastidio de distintos funcionarios fue reflejado por un matutino de tirada nacional, en su edición de ayer. Tal el caso del propio intendente del Distrito de Puán, Horacio López, quien expresó que "los productores necesitan la ayuda, pero ésta no es la forma. En el municipio funciona una Comisión de Emergencia Agropecuaria integrada por las autoridades locales, representantes de la provincia, productores, cooperativas de acopio y miembros del INTA, pero Moreno le envió el maíz a un productor conocido suyo y nadie sabe qué criterio se va a utilizar para el reparto".

Críticas.

En el mismo artículo, se hizo referencia a que las entidades rurales también criticaron la "operación maíz" que está llevando adelante Moreno. "Lo que está haciendo es fomentar el clientelismo político", declaró el productor Miguel Quarleri, miembro de Federación Agraria, entidad que ayer hizo circular un comunicado objetando la decisión.

En el Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires y en la Secretaría de Agricultura, también dejaron trascender su malestar ante el periódico capitalino. Es que son los organismos encargados de implementar la política agropecuaria en la región y Moreno ni siquiera les avisó lo que estaba haciendo, recostándose exclusivamente en Garciarena, un criador de ganado Hereford y Aberdeen Angus, que obtuvo premios en varias exposiciones y además es dueño de un establecimiento llamado Cabaña Santa Paula.

Comentá la nota