Malestar en la CGT por el freno al pago de los $ 500

Es con el Gobierno, que congeló el plus salarial reclamado por los gremios.
La decisión oficial de archivar el plus salarial a fin de año a los trabajadores, adelantada ayer por Clarín, provocó un fuerte malestar en el seno de la CGT que daba por descontado un incentivo tras los incrementos de precios -especialmente en los primeros 6 meses del año- y ante un escenario de enfriamiento económico.

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, no solo desestimó ayer la posibilidad del pago, sino que, incluso, dijo que el Gobierno no estuvo trabajando "en ningún momento" en el tema. Sin embargo, la posibilidad de un plus salarial corrió con mucha fuerza durante las últimas semanas y hasta había trascendido que Cristina Kirchner, lo anunciaría el jueves pasado.

Del lado sindical no se escucharon reclamos públicos. Pero varios dirigentes conversaron ayer por la tarde con el titular de la CGT, Hugo Moyano. Para los próximos días se espera una declaración conjunta y podría haber un encuentro del Consejo Directivo para evaluar los pasos a dar.

Según una fuente de diálogo directo con el camionero, "este revés va a acelerar las negociaciones entre los gremios y las cámaras empresarias para acuerdos puntuales". "Queríamos evitar esas negociaciones caso por caso -explicó-. Por eso de los $500 bajamos las expectativas a $300 y se evalúo hace pocos días pedir $200 y un pago doble por asignación familiar".

El malestar de la CGT está centrado en una presunta promesa del jefe de ministros, quien meses atrás habría asegurado que el tema era evaluado. A cambio, y con la crisis financiera internacional en ebullición, los caciques sindicales acordaron sacar el reclamo de la agenda y concentrarse en evitar despidos.

"La sensación es que cumplimos nuestra parte: fuimos cautelosos y cerramos completamente la posibilidad de rediscutir paritarias este año. Por eso esperábamos alguna compensación", agregaron.

Del lado del Gobierno, los números fueron los que determinaron la decisión. Los gobernadores metieron presión para que las administraciones locales no afrontaran el costo, y si la Nación asumía el compromiso, la suma hubiera ascendido a unos $ 1.500 millones que se hubiesen sumado a los $ 1.000 millones que ya le cuesta el plus de $200 a los jubilados.

Pese a que hace pocos días el líder de la CGT le había pedido a Néstor Kirchner que los "sorprenda antes de fin de año", esta vez el ex presidente, obsesionado con el futuro de la caja, no podrá dar respuestas.

Comentá la nota