Malestar en cobistas por el acercamiento de Carrió a la UCR

Los contactos entre Lilita Carrió y el radicalismo para forjar una alianza electoral en 2009 habrían incomodado a la gente de Consenso Federal. Desde el cobismo criticaron el estilo personalista de la líder de la Coalición Cívica.

"Está bien que escuchen las razones de Carrió, pero si la toman ahora como una figura partidaria estamos hablando de un fuerte paso atrás en el camino que se había iniciado" dijeron fuentes cercanas a Cobos.

El inicio de negociaciones entre la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y la UCR para una alianza electoral en 2009 llevó malestar al espacio político que conduce Julio Cobos, quien lo consideró como "un paso atrás" en el proceso de acercamiento del vicepresidente al centenario partido.

La tarea encomendada por el ex presidente Raúl Alfonsín para que la oposición "profundice el diálogo" tiene para el Consenso Federal (ConFe) un límite: aquel marcado por figuras como Carrió que "no trabajan sobre una estructura sino sólo por criterios personalistas, lo que no va con el estilo de Cobos", señalaron a Noticias Argentinas varias fuentes cercanas al titular del Senado.

Ambos de origen radical, Cobos y Carrió sin embargo nunca se llevaron bien y mantienen ahora una fuerte puja por ganar espacios en la UCR y el socialismo luego de la alianza sellada entre ambos partidos en ocasión de la Convención Nacional radical de Mina Clavero y con miras a las legislativas de 2009 y presidenciales de 2011.

Ahora, Carrió tiene previsto visitar el martes próximo a las 16 el Comité Nacional de la UCR con su grupo de colaboradores para comenzar a negociar una alianza para 2009 con el titular del partido, Gerardo Morales, los jefes de bloques Oscar Aguad (Diputados) y Ernesto Sanz (Senadores) y el cordobés Mario Negri.

En respuesta, el intendente de Junín, Mario Meoni, señaló a NA que "a diferencia de la conducción de la UCR, que se basa en la política de superestructura", el ConFe seguirá construyendo su estructura nacional "con dirigentes de base y radicales de la calle, provincia por provincia y pueblo por pueblo".

"Parece que el radicalismo se pone al servicio de Carrió y se juntan las vanidades de ella y de Morales. Las autoridades del partido tuvieron siempre la misma actitud, por lo que no esperábamos nada distinto. El año que viene iremos cerrando provincia por provincia y sin pensar en ese tipo de alianzas electorales que parecen no tener condiciones", retrucó Meoni.

Si bien Cobos mantiene como nave insignia la consigna de "reunirse con todo el mundo" más allá de su color político y a costa de su enfrentamiento con la Casa Rosada, entiende ahora que si la UCR escucha a Carrió también debería hacerlo "con todas las voces que se fueron del partido" para que entonces sean los afiliados los que decidan el rumbo de la UCR.

"Está bien que escuchen las razones de Carrió, pero si la toman ahora como una figura partidaria estamos hablando de un fuerte paso atrás en el camino que se había iniciado" para el acercamiento de Cobos a la UCR, señalaron a NA otras fuentes de la primera línea del ConFe.

Incluso, advirtieron que la idea de que la conducción de la UCR se incline por una alianza con Carrió en 2009 para varios distritos del país significa darle la espalda al anhelo de buena parte de la dirigencia radical -especialmente alfonsinismo y sectores del interior del país- que prefiere un acuerdo con Cobos antes que con Carrió.

En respuesta, las figuras de la cúpula radical que organizaron la próxima reunión de Carrió en la sede del partido coincidieron a NA en señalar que "Cobos sigue siendo parte del Gobierno" y que hasta tanto no termine su mandato "no puede limitar al radicalismo a hablar con otras fuerzas de la oposición".

Anticiparon, al respecto, que esta "reunión institucional" con la Coalición Cívica será seguida por otra en el corto plazo con el Partido Socialista, encabezada por su titular, Rubén Giustiniani, para avanzar en una coalición electoral a nivel nacional.

Enterados de la cumbre Carrió-Morales, la mesa chica del ConFe prepara una reunión para esta semana, posiblemente el miércoles, para analizar los pasos a seguir, entre ellos definir la fecha de lanzamiento de la Fundación Consenso para el Desarrollo Democrático, que será una de sus principales herramientas para la construcción de la plataforma electoral del cobismo y la base para sumar voluntades políticas.

Comentá la nota