Malestar en Bolívar por el veto presidencial a la ley de emergencia por sequía

El anunciado veto presidencial a la ley que establece diferimientos impositivos y rebaja en las retenciones a una veintena de Partidos de la provincia de Buenos Aires incluyendo Bolívar, generó ayer en nuestra ciudad numerosas repercusiones, especialmente en sectores afines al sector agrope-cuario.
La ley fue sancionada el jueves pasado en el Senado Nacional, en la misma sesión en la que se trató el proyecto de delegación de facultades al Ejecutivo, y es producto de una iniciativa del diputado Francisco De Narváez que obtuvo oportunamente media sanción en esa Cámara de origen por unanimidad.

El gobierno nacional, a través de sus habituales voceros, difundió durante todo el fin de semana y ayer la intención de la Presidenta de la Nación de vetar la ley, en tanto la misma generará dificultades de caja al Tesoro. El jefe de Gabinete de ministros, Aníbal Fernán-dez, dijo que era una ley absolutamente inviable, por lo que, adelantó, el inminente veto será total.

En el marco de una reunión desarrollada ayer en la sede de la Sociedad Rural de nuestra ciudad, hubo elevadas voces de protesta y un clima de tensión sólo asimilable con el vivido en los días en que Martín Lousteau, ministro de Economía en ese tiempo, pretendió establecer retenciones móviles a los cereales y oleaginosas, circunstancia que derivó en el conocido enfrentamiento entre campo y gobierno.

Hubo coincidencia en calificar al hecho como un nuevo intento del Ejecutivo Nacional por poner al campo de rodillas y a la actitud presidencial como una nueva provocación, además de significar un desprecio a las decisiones del Poder Legislativo.

En el marco del debate mantenido ayer, representantes de la Mesa Agrope-cuaria del Partido de Bolívar, de reciente formación, redactaron una nota para ser enviada al intendente municipal y a los concejales locales. En esa carta, se solicita tanto al intendente como a los ediles que se manifiesten explícitamente, a través de las vías políticas que correspondan, en contra del veto presidencial, sumándose a las expresiones públicas que en tal sentido manifestaron la mayoría de los intendentes de los distritos alcanzados por la medida.

La Mesa también solicita que los beneficios impo-sitivos que establece la ley sean extensibles a los sectores del comercio y la industria.

ASAMBLEA POPULAR, MAÑANA

En otro orden, integrantes del Movimiento de Productores Autoconvocados, informaron ayer que se trabaja activamente en el armado de la asamblea popular que se desarrollará mañana miércoles a partir de las 19.30 horas en el salón Las Marcas de la Sociedad Rural.

Esta asamblea, es producto de la decisión adoptada en la rotonda de 226 y 65 el pasado jueves, cuando un centenar de productores mantuvo vigilia en ese lugar, aguardando la decisión de la Cámara de Senadores de la Nación que finalmente prorrogó las facultades delegadas por 38 votos a 30. Bajo la consigna "Bolívar en emergencia", los autoconvocados, junto a comerciantes, industriales y prestadores de servicios locales, proponen una asamblea popular para identificar problemas comunes y establecer mecanismos de reclamo compartidos.

Comentá la nota