Maldonado anunció a los vecinos su deseo de ser intendente en 2011

El concejal de la UCR, Alfredo Maldonado, remitió una carta a vecinos, entidades e instituciones de la ciudad, manifestando su interés de convertirse en candidato a intendente en las elecciones locales del año 2011, en representación de su partido, planteando objetivos para el caso de ser electo jefe comunal del distrito.
A punto de finalizar en diciembre próximo su mandato como edil de Necochea, Maldonado señala que: "Transcurrido el tiempo como militante activo, y en la seguridad de haber llegado a la Unión Cívica Radical compenetrado de las ideas que lo sustentan desde hace más de un siglo, que es junto a la fuerza del compromiso con los más humildes el valor de nuestra formación democrática, participativa y de respeto a las instituciones, es que me dirijo a todos ustedes. Hoy más que nunca quiero seguir trabajando por nuestros ideales, que siempre buscaron afianzar a nuestro distrito de Necochea, de una ciudad que mereces ser vivida todo el año y lograr el desarrollo regional de cada actividad que componen las diferentes actividades económicas. En todos estos años de militancia y de participación he intentado concretar y llevar a la práctica todas aquellas ideas para mejorar la forma de practicar y ejercer la política. Nunca me importó el rol que la actividad militante me dispensó. Muchas veces desde la base, escuchando y aprendiendo, otras colaborando con proyectos que buscaron siempre mejorar la vida de la gente, o representando, como ahora, a la Unión Cívica Radical en su puesto de concejal, mandato que finalizará en diciembre próximo. Debo reconocer, sin ninguna duda, lo arraigado que tengo en mi formación una frase de Don Arturo Humberto Illia: "Es duro ser radical, pero vale la pena serlo". Es, sin embargo, la verdadera sensación experimentada. Pero el objetivo de este contacto con todos ustedes es sencillo y respetuoso. Es el deseo de oficializar mi precandidatura a Intendente por la Unión Cívica Radical de Necochea, para los próximos comicios internos y, de prosperar mí la misma, ser el representante del partido para la renovación de 2011. Intento que otro radical reemplace en diciembre de aquel año al actual jefe comunal, el doctor Daniel Molina. Estoy dispuesto a seguir trabajando en la consolidación de un municipio que ha aportado fuertemente en mejorar la cotidiana vida de los habitantes del distrito. Esto es lo que ha sucedido hasta este presente y es nuestra obligación resaltar sus logros, además de mejorar su funcionamiento, hasta el último minuto de mandato del actual intendente. Todos deberemos aportar lo poco o mucho que tenemos para sumar, sin exclusiones. Los que fuimos, los que somos y los que seremos por siempre hombres y mujeres de la cuidad que trabajan en diferentes ámbitos, con el compromiso diario del trabajo en equipo para todos sin exclusiones y respectando las diferencias con elemento que nutre la participación. Muchos sabrán de mi forma de hacer política, frontal y sincera. No niego que esto de ser auténtico suele provocar algunos disgustos, pero nadie podrá negar mi fuerte contracción al trabajo, la dedicación y la búsqueda por alcanzar resultados positivos para la gestión. Estoy persuadido de que si se trabaja honestamente en la política, el tiempo termina dando la razón a los actos de los que asumimos compromisos como el que aquí se vuelca. Mi aspiración de ser precandidato a intendente y luego candidato a intendente de Necochea por la Unión Cívica Radical viene acompañada de otra meta: que este proyecto político sea producto de un frente electoral en el distrito, compuesto por militantes de otros pensamientos y de diferentes sectores, dispuestos a sumarse y a comprometerse con aquellas metas que aún quedan y necesitan ser cristalizadas. Todos seremos parte del gobierno municipal a inaugurarse en diciembre de 2011. Conformar una coalición política en Necochea, basada en iniciativas comunes, en miradas similares, en modelos coincidentes, es el propósito inicial de este proceso que estoy dispuesto a emprender. No se puede gobernar solo con radicales, sino que se requieren de dirigentes de diversa procedencia, abiertos a consensos y a armonizar miradas similares sobre los problemas y dificultades del distrito. Pretendo ser sincero y noble en este mensaje, dando cuenta de mi honesto objetivo, como así del camino y de las metas que persigo. Aspiro a sentirme acompañado por todos Uds., haciendo posible que lo que resta de la actual gestión municipal logre alcanzar las propuestas que también acompañan los ideales de todos los necochenses.

Entre ellos se encuentran: • Solicitar el mejoramiento de la actual participación del C.U.D. de distribución tributaria que viene informando de un descenso desde el año 1991, y que, por lo tanto, perjudica al erario municipal. • Consolidar los proyectos de obras públicas solicitadas y comprometidas por los Gobiernos Nacional y Provincial, necesarias y fundamentales para el distrito de Necochea. • Ampliar y mejorar lo ya realizado en materia de Salud Pública a través de los programas locales, además de consolidar los diferentes programas Nacionales y Provinciales en la materia. Si bien es mucho lo realizado, una mejor coordinación ahorrará tiempo y esfuerzo no sólo para los pacientes sino también para el Estado en sus tres niveles. • Afianzar los diferentes programas de Desarrollo Social, buscando tener un mejor aprovechamiento de toda la tarea concretada, la que siempre fue mucha, variada y de alta calidad profesional. De esta manera, se lograrán los objetivos que no sólo deben convertirse en la ayuda tan necesaria que requiere la gente, sino también facilitar y permitir la inclusión de los más desposeídos. • Consolidar el modelo de Necochea, desde su Planeamiento, es tan prioritario como resolver la ciudad que queremos. Para eso debemos terminar con las metas iniciadas y proponer los cambios pertinentes. En este sentido se debe trabajar en el nuevo Código de Edificación, proyectando y planeando el crecimiento del distrito en su conjunto. • El mantenimiento de la ciudad debe ser una meta a corto plazo, desde contar con plazas para disfrutar por locales y turistas, paseos públicos acondicionados, y lugares donde detenerse a descansar, por nombrar algunas metas, se convierten en objetivos deseados por todos. Estaremos mostrando, además, la impronta de los vecinos que quieren superarse en forma permanente. • Obras Públicas debe contar con un presupuesto mayor en el distrito, casi similar a lo que se invierte en Salud Pública. Los cometidos de Obras Públicas tienen la particularidad de mejorar la ciudad, por un lado, y de brindar mano de obra numerosa, por el otro. • El Deporte, la Cultura y la Educación merecen un capítulo especial. Estas expresiones son y serán por siempre una constante de un proyecto municipal con aspiraciones a futuro, porque debemos lograr una mejor sociedad. En este sentido estaremos trabajando por sentido una sociedad igualitaria y con oportunidades, a la par de ir concretando objetivos de corto y mediano plazo. • La juventud, la tercera edad y los más necesitados encontrarán un lugar para expresarse y sentirse acompañados. Juntos propondremos las iniciativas, además de ofrecer nuestras propuestas. Para ello nos necesitamos mutuamente y estaremos siempre atentos a sus problemáticas y aspiraciones. • Es prioritario, casi diría fundamental, no sólo mejorar nuestros ingresos genuinos, los que deberán ser trabajados en inspecciones rutinarias, sino también buscar las alternativas para terminar con la especulación de pagos de tasas, derechos y permisos municipales. Profundizar las acciones para disponer de una fuerte política que combata la evasión de los compromisos municipales, estará dentro de nuestras prioridades de trabajo.

En este primer contacto con todos ustedes quiero agradecerles el tiempo que han dispensado en leer algunos de los puntos de vista que tengo sobre las alternativas en la que trabajamos de cara a la elaboración de un proyecto que necesitamos compartir y debatir con los ciudadanos de Necochea. Desde ya que estoy y estamos a vuestra disposición para hablar de éstos y otros aspectos de la vida de este distrito. Por último, modestamente, los invito a trabajar jornada tras jornada recordando los ideales y el pensamiento de Leandro Alem, Hipólito Irigoyen, Arturo Illia, Ricardo Balbín y Raúl Alfonsín. Sus legados son los cimientos que sinceran nuestra relación con el ciudadano".

Comentá la nota