Malditos Carteles

Mientras el Gobernador Das Neves cambió de blanco y acusó ahora a Aníbal Fernández por el suceso, una partida de los famosos carteles que se imprimieron en su contra duerme arrumbada en el local de una agrupación del PJ de Puerto Madryn y su presencia ya generó una trifulca en la propia sede central del justicialismo portuario, dicen los que más saben y los pocos que se animan.
La agrupación, para incorporar más morbo a un asunto de por sí morboso, es liderada por un alto funcionario de la Municipalidad local, dijeron dos fuentes muy seguras del PJ a Rawsonline, las que sin embargo no pudieron desentrañar dos porqués clave: su presencia en el territorio chubutense y su destino final de semi anonimato, hasta ahora al menos.

Los carteles, una grosería intelectual e idiomática, se han transformado en un costo casi incomprensible, por los puros defectos de estrategia del Gobierno y del Gobernador, extrañamente nerviosos en las últimas semanas.

Fue el propio Das Neves el que los puso en valor, al embestir primero -sin muchas pruebas según mostraron las horas- contra el poderoso secretario de Medios, Enrique "Pepe" Albistur. Esa conforntación fue levantada por dos medios nacionales que nunca han le han demostrado antipatía, como Perfil y Crítica de Argentina, aunque el diario de Lanata abundó en su edición del miércoles 30 sobre los también famosos decretos de designación y renuncia de Das Neves como titular de la Aduana, comparándolo con Blumberg, el hombre que cayó bruscamente en la consideración social por la costumbre de hacerse llamar ingeniero, sin serlo.

El jueves, el Gobernador y el Gobierno aseguran haber trasladado sus quejas por los carteles al jefe de Gabinete del Gobierno Nacional, Sergio Massa, aunque una fuente del kirchnerismo relativizó ese episodio, otorgándole un carácter "muy menor", si es que efectivamente sucedió.

Haya existido o no, lo que el relato muestra es el punto altísimo que hoy tiene la interna del peronismo, que afecta incluso un encuentro de primer nivel, destinado al tratamiento de la crisis en el sector pesquero y al análisis de las incipientes dificultades en la explotación de hidrocarburos.

Como una muestra de la frialdad en las relaciones, el propio informe de El Hermano Daniel sobre el asunto no da una sola precisión en cuanto a anuncios de medidas concretas por parte del Gobierno Nacional, en beneficio de Chubut.

Allí dice, apenas, que "el desarrollo con normalidad del “Proyecto Petróleo Plus” que será presentado en los próximos días y que tendrá un esquema similar a los de “Energía Plus” y de “Gas Plus”, ya activados por el gobierno nacional, le fue confirmado al gobernador" por Massa.

Se indica, además, que "Massa y Das Neves también avanzaron en trabajar fuertemente en dos temas anticipados por el mandatario como lo son la pesca y la sequía".

En ese panorama convulso, por lo menos dos intendentes de primer nivel analizan a marchas forzadas su pase al kirchnerismo, que tiene los fondos suficientes para concluir obras ya empezadas y/o concretar algunas largamente anunciadas y hasta ahora postergadas.

Los sindicatos, por su parte, comienzan su eterna danza alrededor de los más fuertes. Acomodaticios desde pequeños, han comenzado a husmear que algo muy grande puede cambiar por aquí.

Y allí están, siempre listos para pegar el salto.

Comentá la nota