Las malas lenguas de N&P

› Hay olor a goma quemada

› Irresistible

› Alegría breve

› Corchos navideños

› Huele raro

Hay olor a goma quemada. Sí, señores, y sale de la Oficina de Defensa al Consumidor. El "Cholito" Ciano, próximo a tomarse el alíscafo de la gestión Pulti, tiene cero feeling con su personal, a quienes acusa abiertamente de denostarlo. Al grito de "¡Son todos unos hipócritas!", Cianito enfureció con los empleados que pacientemente ponen la caripela con los que día tras día concurren a esa dependencia y se van frustrados por la poca productividad que le pone al trabajo el funcionario hijo y heredero de la fama de bueno para nada de su papaíto.

Irresistible. No es el título de obra de temporada con cartel francés, sino el expediente que intenta sacar aprobado Perogrullo Pulti para pagarle 1.800.000 pesos a Florencio Aldrey Iglesias por el predio y la antena de LU9 Radio Mar del Plata. Parece que ni en Contaduría Municipal ni en la Secretaría Legal y Técnica estarían dispuestos a aprobar tremendo mamarracho, con el que nadie quiere quedar "pegado". Mucho menos Mariano Perticarari, titular de la última cartera, quien en los próximos días daría un paso al costado en sus funciones, de seguir siendo objeto de presiones por las órdenes de FAI hacia su empleado Nº1, un tal Gustavo Arnaldo.

Alegría breve. El abogado Cristian Moix, más conocido en la cuadra como “el gitano” Moix, fue feliz apenas por un rato. Absuelto por el juez Manuel Fernández Daguerre, debe encarar un nuevo juicio. Para que la taba se diera vuelta de esta manera, dicen que fue notable la rosca que le metió al tribunal de Bahía Blanca el encartado juez Marcelo Madina, amigo y compañero de ruta del fiscal federal de esa localidad, Hugo Cañón. Brujas no habrá, pero rosquetes, que los hay, los hay. En Tribunales dicen que Moix es la excusa, y que el verdadero objetivo es Fernández Daguerre, que aspira a ser camarista, algo que la tramoya judicial marplatense no ve con buenos ojos y según se rumora, no estaría dispuesta a permitir.

Corchos navideños. No deja de causar asombro y comentarios por doquier tanto en el Colegio de Arquitectos como en los sectores afines a la construcción el exterminio que están llevando a cabo “Corchito” Conte y las empresas clientes de la gestión con el paseo costero. Quien durante el fin de semana haya podido darse una vuelta por allí, habrá visto el cambio de baldosas y la mezcla entre viejas y nuevas que carecen del mínimo sentido estético. Ni hablar de las pérgolas y bases de pino tratado que se están poniendo frente al mar, que no prometen mucha vida. ¿Para esto fueron los cinco millones pesos? Habrá que investigar un poco cuánto y qué materiales se invirtieron en el emprendimiento de cuando menos dudoso buen gusto.

Huele raro. Es cuando menos llamativo que concejales como Diego Garciarena y Juan Carlos Cordeu hayan sido convocados a la Gobernación Bonaerense para ser recibidos por el plenario del Gobierno provincial, obtener explicaciones sobre la marcha de la administración pública provincial y ser exhortados a mantener línea directa con la Gobernación. Si bien será negado en público, la reunión contó con la presencia del propio Daniel Scioli. ¿Qué se rompió? ¿Qué es lo que ya no es como era antes? ¿Por qué armar un espacio que le traerá más cuestiones complejas al intendente Pulti? ¿Se habrá cansado Scioli de tanto Perogrullo?

Comentá la nota