Las malas lenguas de N&P

› Tribunalicias

› Acuerdo

› Humanidades complejas

› Charlas y comida

Tribunalicias. Se mancó en la recta final la posibilidad de que Juan Manuel Fernández Daguerre sea elevado al rango de camarista. Otro fue el pliego que finalmente envió el ministro de Justicia Ricardo Casal. Otra vez será.

En un ambiente muy recargado de rumores, se dice que el ex juez Pablo Porzio ha rendido examen para un juzgado de primera instancia en La Plata y que está buscando padrino político que impulse su pliego.

Ya estaría la fecha y el tribunal para juzgar la conducta de Facundo Capparelli por el faltante de 100 kilos de droga de la bóveda del Tribunal Oral Federal, donde desempeñaba el cargo de secretario. Hay algo que suena sospechoso, o al menos anticipatorio: Capparelli anunció casamiento con Carolina Villarino y viaje de bodas a Cancún, ¿será que ya conoce el contenido del fallo? Qué pregunta.

Acuerdo. El introductor fue Jorge “Carozo” Trujillo, el pope de la UOCRA que hace de patovica de Florencio Aldrey y de GAP- Perogrullo. La reunión ocurrió en el Hermitage. Allí, de manera simple se entendieron José Lencina, capo de los ambulantes, y el propio brigantino FAI. Después de Semana Santa los ambulantes se retirarán del paseo costero colindante con el Provincial. Pero quieren que les digan quién pagará los costos de instalarse en la actual playa de secuestros municipal en formato feria comunitaria. Calculan que el presupuesto mínimo para hacer algo digno es de un millón de pesos. ¿Pagaremos todos?

Humanidades complejas. Finalmente se fue la TO Paula Mantero, así que otra vez Ciencias de la Salud quedó acéfala. Sobre la cuestión se presentaron tres posiciones: la primera era que se resolvieran las impugnaciones presentadas por Mónica Telechea y los suyos, en tanto que las otras dos eran de intervención o no intervención. La intervención era motorizada por Gustavo Daleo (ex rector de la UNMDP), que proponía como interventor a su ex secretario y actual consejero superior de Agrarias y candidato a decano en esa unidad académica, Patricio Miravé.

Miravé se presentó en una asamblea estudiantil currículum en mano, y luego de ser introducido por Yanina Yabor, ex consejera académica y actual consejera superior por la izquierda en Salud, contó de las ventajas que tendría que alguien como él sea el interventor. Pero la historia no quedó allí, sino que pasó al Consejo Superior.

En el Superior, Daleo perdió todo. Perdió la intervención (a medias), perdió imponer a Miravé y perdió en su postura de que Telechea no podía ser vicedecana. Perdió por goleada, y al ser preguntado por cómo estaba ese día en el complejo universitario, contestó: “Me dejaron el culo ardiendo” (sic.) Palabras que fueron acompañadas por un gesto con su mano uniendo los dedos índice y pulgar.

Decimos que perdió a medias la intervención porque más allá de que se diga que se hizo cargo de la Facultad a través de sus secretarios, el Rectorado ha intervenido Ciencias de la Salud de facto. Es más: el derrotado “Pete” Reinoso, que no pudo ser decano en Humanidades, se está acomodando en el Decanato de Ciencias de la Salud y ya tiene el despacho al día, sacando tema tras tema. Se siente el decano y actúa como tal. Firma, saca actos administrativos, etc. ¿Democracia? Las películas.

Charlas y comida. En coqueto restaurante ubicado en esquina de San Lorenzo y Mitre almorzaban el fin de semana pasado el todavía juez federal Mario Portela, integrante del TOF, su yerno Néstor Lazcano -esposo de Florencia Portela e hijo de “El Pulpo” Lazcano, conocido prestamista o usurero de Maipú-, dos primorosas niñas y una señora mayor. Todo se veía muy familiar y risueño. ¿Estaría Lazcano relatando sus charlas en la UP44 con Eduardo Cincotta, el ex socio de su suegro? Según el registro de la unidad penitenciaria en cuestión, Lazcano concurre a visitar al detenido. ¿Le llevará mensajes de su verdugo?

Comentá la nota