Las malas lenguas de N&P

› Mejor temprano

› ¿Emergencia? ¿Cuál emergencia?

› Gente feliz

› Fiesta

Mejor temprano. Don GAP Perogrullo sigue si pegar una, y ya tuvo su primer desencanto con los empresarios en la apertura del 44º Coloquio Anual de IDEA. Podemos afirmar desde esta columna que hace varios días que el intendente venía leyendo y practicando su discursito para impactar a los principales empresarios hablando sobre las 14 capas de resina de la cancha para la Davis. Pero amarga fue su expresión cuando le avisaron que no hablaría en la cena de apertura como lo hacía su antecesor, sino que tendría "sólo 5 minutos" en el primer panel del jueves alrededor de las 8.30 am. Público y notorio es que a esa hora sólo asisten los madrugadores, que no son tantos. Digamos que no lo quieren mostrar mucho: está muy pegado con los Kirchner y eso no se ve bien por ahí.

¿Emergencia? ¿Cuál emergencia? Cada vez se hace más evidente el verso que fue la tan mentada "emergencia económica" que tanto pregonó GAP. O por lo menos así se desprende de cada gasto escandaloso que no para de hacer esta administración municipal. Ya mencionamos o harto evidente es el festival de plata que circula con el tema Copa Davis; pero Pablo Fernández Abdala parece no quiere quedar afuera, y triplicó el gasto que su antecesor, Carlos Patrani, hacía para la presentación de la temporada teatral marplatense en Buenos Aires. De 35.000 pesos del año anterior a 92.000 pesos fue el aumento que solicitó el titular del EMTUR para hacer una fiestita "bien fashion" en Puerto Madero o San Telmo. Fernández Abdala parece estar dispuesto a que los canapés y el salmón con champagne hablen por sí solos, o a enfrentar un informe más, que marchará desde el Tribunal de Cuentas ante gastos suntuarios incomprensibles.

Gente feliz. Y es que el presupuesto municipal es algo así como el cofre de la felicidad de Domingos para la Juventud, o el arcón con monedas de oro al pie del arco iris. El sustantivo aumento de sueldos para la planta política que la administración Pulti se ha dado a sí misma y que hace erogar cada año de las arcas municipales 12.000.000 de pesos sólo para los casi 70 funcionarios que nombró, le ha cambiado la vida a más de uno.

Para corroborarlo basta con pegarse una vuelta por la puerta de entrada de la cochera de calle La Rioja del palacio, y allí se encontrará con una buena presencia de Peugeot 307, Chevrolet Vectra, VW Vento y hasta el exclusivo Mercedes Benz de Adrián Alveolite. Competencia de egos, todos más que nuevos, brillan por su ausencia los Fiat Duna, los Gol o algún que otro vehículo para presupuestos exiguos. Parece que la crisis hace invertir los cerca de 9.000 pesos de sueldo promedio que perciben los funcionarios en cuatro ruedas, pese a la depreciación inmediata de tales bienes.

Fiesta. Un jolgorio dicen que fue el reencuentro de antiguos, no tanto, afiliados y no afiliados radicales en instalaciones del Club Quilmes. Mucho empleado municipal hablando pestes de Perogrullo y sus secretarios (Guiñazú y Caamaño se llevaron las palmas). Los discursos estuvieron en boca de Carlos Katz y Oscar Pagni; la misoginia radical le mantuvo la boca cerrada a la diputada provincial Julia García. Alguien con buen criterio le pidió a Daniel Katz que cenara, saludara y se callara la boca. Buena decisión. Periodistas varios no faltaron al ecuménico mitín boina blanca.

Comentá la nota