Malas Lenguas de N&P

De fútbol y jueces.

Desencuentros.

Progres contemporáneos.

Falta plata.

Se viene.

De fútbol y jueces.

Es conocido ya que el juez Marcelo Madina viajó a Dubai, Emiratos Árabes Unidos, para asistir a la final de la Copa Intercontinental de Clubes. En virtud del resultado obtenido por el equipo platense, que cayó ante su par catalán, hay poca posibilidad de convencer a los fans del club de las diagonales de que Madina no es "mufa". De que algunas cosas parecen, pero no son tan así.

Y hablando de jueces y fútbol, la siguiente historia tiene ya algún tiempo, pero no pierde vigencia. Ricardo Favarotto es fanático de Boca Juniors, al igual que su íntimo amigo Luis "Bocha" Rech, dirigente político radical, presidente del comité local de la UCR. Ambos concurrieron a un encuentro Boca/Estudiantes, con el afán de participar de esa fiesta futbolera. Ambos, también, luciendo camiseta xeneize de ultimísima moda. Así, totalmente consustanciados con el momento, ya en la cancha, y luego de haber traspuesto los controles de seguridad, comenzaron a ascender escaleras buscando ubicarse en sus lugares. Pero un diablito metió la cola, porque se equivocaron de sitio, y terminaron en medio de la hinchada de Estudiantes. Parece que hicieron lo indecible para quitarse la camiseta de sus amores, cosa que sucedió en el baño y que les salvó la vida. Bostero que se oculta sirve para otro partido.

Desencuentros.

Los que ya vive el intendente GAP con el eterno patrón de la vereda Florencio Aldrey Iglesias. Es que el multi depredador coruñés lo quiere todo. Tanto es así, que no se ha conformado con agenciarse del 30% del negocio de la nueva terminal: también quiere que todo sea dicho a su gusto y piacere. En la controversia por el valor del toque de dársena entre los dueños de los micros de larga distancia y el concesionario, FAI acusó a GAP de "estar del lado de los colectiveros". De lo que se desprende que las dos tapas del diario los días 19 y 20 sobre barrios inundados y pobreza en Mar del Plata son una suerte de venganza-llamadito de atención para que Perogrullo se encolumne. Donde manda capitán galaico, no manda marinerito dolorense.

Progres contemporáneos.

Mucho Che Guevara, mucha izquierda nacional, mucho mate y compañera de aquí y de allá, pero a la hora del dinero, primero Ricardo Fort. Los muchachos del Espacio Arte del Pueblo del Cine Teatro Diagonal, perteneciente a la Biblioteca Popular Juventud Moderna, informaron que debido a la programación teatral del verano (espectáculo de Ricardo Fort), se han suspendido las exposiciones de artes plásticas hasta su finalización en marzo, y toda otra actividad cultural local. Lo que pueden los verdes bañados en chocolate...

Falta plata.

Según nos cuentan, el secretario de Cultura Carlos Rodríguez y el director del Sistema de Bibliotecas Públicas Mauricio Espil, con la intervención de la directora Viviana Gáspari, han hecho desaparecer un dinero donado por la empresa Zurich: $18.000 destinados al sistema municipal de bibliotecas para la compra de libros, y $6.000 para la Orquesta Sinfónica local. Los empleados de bibliotecas preguntan al director, y él responde que se está en tratativas con las editoriales para la compra, cuestión que a este señor le resulta un tanto compleja, dado que pidió en mayo de este año un listado de libros para adquirir, pero nunca concretó. No obstante, algunos empleados agotados de no obtener respuestas, llamaron a Zurich Buenos Aires, y ahí les dijeron que el dinero se había entregado al otro día de la Gala Zurich. ¿Dónde estará la platita?

Se viene.

Ya están en marcha los preparativos para la sexta edición del MARFICI, que se realizará del 8 al 15 de mayo de 2010. Este festival de cine independiente hecho por maplatenses, que se afirma año a año como un espacio de cultura nacional e internacional de primer nivel, visitará la capital de los argentinos en febrero del año venidero, los días viernes 26, sábado 27 y domingo 28, con un ciclo denominado "El MARFICI en Buenos Aires", por invitación del Centro Cultural Borges. Buenos Aires, ¡aaaaallá vamos!, diría la Chiqui.

Comentá la nota