Malas Lenguas de N&P

Mojarrita papelonero.

Plata quemada.

Sin explicaciones.

Mojarrita papelonero.

Lamentable, muy lamentable. Sólo así podemos calificar el papelón por partida doble de Héctor "Mojarrita" Rosso en el Club Sporting. Según parece, el espectro político de Acción Marplatense no es muy adepto a mantener las cuentas en orden; y como de tal palo tal astilla, Hetítor no quiso dejar de emular a Perogrullo Pulti en aquello de dejar cuentas sin pagar. De ahí el malestar en la directiva del club marista por el atraso de un año en el pago de las cuotas de sus tres hijos; y eso que buen descuento le hacen por los 30 pesitos que paga por cada uno y que en el "redondeo" queda en 100 mensuales.

Pero sigue. Semanas atrás se disputó un encuentro de rugby para menores, ámbito en donde uno de los Rosso jugó al enfrentar a un conjunto tucumano. Parece que después de una jugada polémica en favor de los visitantes, el concejal se despachó con una catarata de insultos hacia el jovencito muy subidos de tono, motivo por el cual se ganó el repudio de los padres espectadores y el papelón de ser echado del club por el titular de Sporting. Hetítor: para barrabrava no andás, y para pagar en término, menos. Gente de pésimas costumbres estos accionistas marplatenses.

Plata quemada.

Hace tiempo que venimos dando la "ya no" primicia: los foros de seguridad trinan y la oposición se pregunta dónde está la plata. Mas la cuestión es que ya no hay plata. Es que los 15 millones de pesos destinados a reforzar el equipamiento en seguridad se esfumaron, se gastaron y se malgastaron sin control y sin el más mínimo criterio. Por eso Perogrullo no dice "ni mú" del tema frente a las cámaras, rehúye constantemente el dar explicaciones y los nubarrones se acercan. Los foristas no olvidan sus promesas de campaña en materia de seguridad, ni el plan maestro elaborado por el Director Municipal de Seguridad que costó cerca de 100.000 pesos (una bicoca al lado de los millones despilfarrados). Sólo se atina a comprar celulares por cientos, por lo que sugerimos mandarle al Señor Intendente por mensaje de texto lo siguiente: la plata, ¿dónde está? Al 2020, en una de ésas, contesta, y por ahí, quién dice, se gana algún premio.

Sin explicaciones.

Así está la situación que involucra a Susana Norma Tello de Meneses de Mazzola, funcionaria de Casinos de la provincia de Buenos Aires, que aduce problemas psiquiátricos para obtener traslado de lugar de trabajo al depósito de Lotería en España y Moreno. Compañeros suyos señalan que la fémina de marras busca estar en dicha dependencia para hacer de las suyas a gusto y piacere. Por caso, fichar y no cumplir horario, cobrar horas extras no cumplidas, etc. ¿Por qué tanta algarada? La doña es todo un caso: ha estado envuelta en escándalos diversos y hasta ahora zafa y zafa, dicen que, por su dilecta amistad con el funcionario Atilio Di Paolo, que es su fiel escudero y protector. Ampliaremos en ediciones venideras.

Comentá la nota