Malas Lenguas de N&P

En sus propios términos.

¿Quién es?

Missing.

Retorno sin gloria.

En sus propios términos.

Liliana Domínguez es cantante de tangos, y hace años que desgrana su garganta en la Rambla de la ciudad. Hasta el momento en que el pequeño coruñés multidepredador metió mano en la zona al apoderarse del GHP. Liliana, multi premiada y distinguida por el Concejo Deliberante como cantante de interés general y cultural, había sido convocada para cantar en el Hotel Winchester de las Vegas en agosto de 2008 y para abrir el Festival Argentino en Miami en 2007, y hace no mucho lanzó un trabajo a nivel nacional en distintos medios capitalinos, así como también en la tele y la radio marplatenses. Todo muy bien, salvo que ahora Florencio Aldrey Iglesias la está amenazando con echarla de la Rambla porque la Rambla es de él, sólo de él y nada más que de él. Ok, ¿y si lo dejamos solo, y que se quede ahí? Pero ahí. En ningún otro sitio más.

¿Quién es?

Tal como revelamos en la edición 632, uno de los que están siendo investigados por los desmanes en la ONCCA es Patricio Duhalde. ¿Quién es este señor? Fue empleado de la Universidad Nacional de Mar del Plata, primero en Humanidades y luego se acomodó con la vicedecana Churio en Exactas, solicitando entonces el traslado a esa unidad académica. Aunque no conforme, y según nos citan amoscado con Churio, pidió licencia por cargo de mayor jerarquía (en la Municipalidad), la cual tramitó en la Universidad durante mucho tiempo, hasta que el Consejo Superior se la denegó.

Ello llevó a que le instruyeran sumario por el hecho de que se había tomado la licencia de prepo. Finalmente, luego de idas y vueltas, el Superior le permitió retomar su trabajo, pero Duhalde optó por denunciar a la Universidad por salarios caídos y daños y perjuicios por cerca de $150.000, causa que espera sentencia y en cuya representación legal actúa Fernando Copari.

Parece que al muchacho lo acompañan los líos desde tiempos idos. Jugó al rugby (nos dicen que en Sporting), equipo del que tuvo que alejarse, sostienen nuestras fuentes, al desaparecer un dinero de un compañero de equipo. En otra aventura que se relata sobre su persona fue que pidió plata en préstamos a otro compañero para hacer un negocio, una imprenta en Rosario. Tiempo después apareció montado en una moto bastante cara diciéndole a este pobre cristiano, su acreedor de buena fe, que el negocio había salido mal y habían perdido toda la plata. Ergo: esa monedita nunca fue restituida a un socio que nunca fue tal sino un prestamista oportuno.

Missing.

El que está francamente desaparecido y difícil es saber si en acción, es el abogado, amigo/socio de los narcos de "Pescado Blanco" César Sivo. No se lo ve por el master que estaba cursando en la Facultad de Derecho, no concurre a dar clases, se ha ausentado de los partidos de Peñarol y de Aldosivi. Versiones, muchas. Hasta le retiraron la custodia que le brindaba la Federal. ¿Qué estará pasando?

Retorno sin gloria.

Luego de su periplo por San Petesburgo y Palma de Mallorca –sitios ambos que demasiada nota de su presencia no tomaron-, el intendente GAP-Perogrullo retornó a asumir sus funciones al frente de la comuna. Allí se encontró con la novedad de tener que afrontar esta semana nuevos conflictos aún sin resolver. Lo de la inseguridad y la pregunta de dónde están esos millones son las dos cuestiones que más le urgen. Parece que viene para causa penal, ya que las últimas reuniones de foristas están poniendo las cuestiones de inseguridad irresueltas en un plano que inexorablemente van a desembocar en visitas a las fiscalías de delitos económicos.

Comentá la nota