Malas Lenguas de N&P

Los unos y los otros I.

Denuncia.

Los unos y los otros II.

Cambiando de tema.

Difícil tarea.

Los unos y los otros I.

A diferencia del dedillo que emplea el encartado camarista Marcelo Madina para designar personal en su feudo, la Sala 1 de la Cámara Penal de Apelaciones convocó a concurso para designar un auxiliar cuarta categoría, uno de los cargos más bajos en la cadena del sistema. Ganó el concurso María Macarena Peláez, con la concurrencia de muchísimos inscriptos. Los jueces Ricardo Favarotto, Marcelo Riquert y Esteban Viñas, luego del examen escrito, llamaron a los tres concursantes con mejor desempeño, y finalmente, luego de una entrevista personal mantenida con cada uno de los tres aspirantes, el tribunal se decidió por Peláez. Una de cal, demasiadas de arena.

Denuncia.

El fiscal ante el Tribunal Oral Federal Juan Manuel Pettigiani le zampó tremenda denuncia ante el Consejo de la Magistratura a uno de los miembros de aquel cuerpo, en este caso, a Roberto Atilio "El Lobo" Falcone. Ello se desprende y confirma de lo que consta en la página web del Consejo. Allí dice que ingresó el 15 de septiembre del presente año el expediente Nº 253/09 caratulado "Pettigiani, Juan Manuel (Fiscal General) s/ actuación del Dr. Roberto Atilio Falcone". Oh, ¿qué será, qué será?

Los unos y los otros II.

La contracara de los ingresos a la Cámara de Apelaciones nos lleva a recordar que el año pasado Marcelo Madina hizo ingresar en una fiscalía como practicante a Andrés Falcone, hijo de Roberto Atilio, si bien está expresamente prohibido el ingreso de meritorios por una acordada de la Corte bonaerense. Sólo se permitían (y permiten) las pasantías por un convenio que se hizo con la Facultad de Derecho, mas no era éste el caso de Andrés Falcone, porque ya estaba recibido.

En ese momento Madina concurrió personalmente al despacho del Dr. Mariano Moyano para pedirle que tome como meritorio al niño Falcone. El nene de papá estuvo practicando unos meses y luego recaló en el juzgado de Garantías de Juan Tapia. En la actualidad, "el Lobito" está de viaje por Alemania, aprendiendo y estudiando el funcionamiento del sistema judicial germánico. Imprescindible en el universo garanticida que promueve papi Falcone.

Cambiando de tema.

Es como mínimo llamativo el "fino" equilibrio que hace Perogrullo Pulti entre sus deudas y sus ganancias en el ejercicio de la Intendencia de la ciudad. Resulta que cuando en casi todos los medios de comunicación se esparcía la noticia acerca del embargo de su sueldo por no cumplir con el pago de deudas contraídas, el dolorense se floreaba con flamantísimo VW Golf O Km. Aún desconocemos si alguien le habrá prestado unos mangos y con el sobrante cambió el VW Polo. O si, en el mejor de los casos, lo dejó como el segundo auto de la familia.

Difícil tarea.

La de cobrarle a Florencio Aldrey Iglesias una factura. Al parecer, algunos contratistas y proveedores que llevaron adelante trabajos dentro del NH Provincial ya comenzaron a padecer los aprietes y engaños que el galaico cabeza cuadrada emprende con cualquiera que piense que puede hacer negocios a costillas del socio encubierto del gobierno sciolista. Dicen que la última etapa de obras en materia de electromecánica, electricidad y demás no será pagada por Don Flo. Eso sí, la moneda de cambio para no patalear es una promesa de obra en la Estación Ferroautomotora. Perdón: en el nuevo galpón donde estacionarán los bondis.

Comentá la nota