Malas Lenguas de N&P

Cuitas judiciales I.

Cuitas judiciales II.

Denuncias I.

Denuncias II.

De prostitutas y tráfico de personas.

Cuitas judiciales I.

Son las que padece el fiscal general Fabián Uriel Fernández Garello, atrapado como está entre los pedidos de no avanzar con una causa judicial iniciada por el juez en lo laboral Jorge Beltrán Laguyas en contra de Hugo Cazarsa por amenazas de muerte vertidas durante la lectura de un fallo que sacudió económicamente a Cazarsa. La denuncia, fundada a derecho, complica al fiscal general, que recibe a diario, según nuestras fuentes, pedidos de la diputada nacional Adela Segarra para que se deje el cuestionamiento legal de lado.

Cuitas judiciales II.

Son las que implican al intendente Gustavo Arnaldo Pulti. GAP no honró en tiempo y forma deuda contraída con vecino de la ciudad. Curiosamente, dejó correr los tiempos, y ahora tiene embargo de ingresos ordenados por el juez Rodrigo Cataldo. El reclamante es Armando Mayol; el abogado, Jorge Filsinger, y el tema está que arde en Internet. Desde los blogs "Partido de la victoria" y "La militancia del Bicentenario" dan impactante difusión a la cuestión, que este medio ya había reseñado en la columna de su director en la edición 622, planteando un interrogante: ¿qué hay detrás de la acción concreta de dejar expirar tiempos legales y permitir el embargo de los emolumentos del caso? ¿Es razonable suponer que el intendente no está en condiciones financieras de levantar una deuda de veinte mil pesos, o hay algo más que no aparece como tan evidente? Se nos ocurre: algo así como querer mostrar a la población que es uno más, uno más con deuda e imposibilidad de honrarla. Uno del montón. Y sí, suena retorcido. Tal vez lo sea, quién sabe.

Denuncias I.

Comienzan a caer algunas acusaciones sobre la persona del presidente del consorcio portuario Eduardo Pezzati. El funcionario multipropósito –recordemos que presidió el comité especial para la realización de la Copa Davis, es concejal electo y recientemente degradado a la vicepresidencia de la Bolsa de Comercio de la ciudad- enfrenta el fuego intenso. Según relata David Villalba, un conjunto de trabajadores que prestaban servicios para la empresa Giorno SA en la terminal 3 del puerto local ha quedado sin trabajo por no haberse completado para ellos la documentación necesaria que requiere Prefectura. Y apuntan a Pezzati. La situación ha motivado, incluso, una denuncia ante el INADI por discriminación.

Denuncias II.

Relacionado con el ítem anterior, otro gremio que denuncia haberse ganado un lugar en el Directorio es la Asociación de Puertos y Ferrocarriles Argentinos (APDFA), que reclama merced al intento de Pezzati de echarlos de este ente. Con la firma de Alberto Mayo, Gustavo Berón, Omar Souto y Ricardo Alonso (concejal PJ), emitieron durísimo comunicado cuestionando al elegante Pezzati y haciéndolo responsable de un próximo paro total en todos los puertos provinciales. Bolonqui en puerta. En puerto, más bien.

De prostitutas y tráfico de personas.

Con el criterio de terminar con las zonas grises que hay en la denominada lucha contra la trata y tráfico de personas, el procurador general de la Nación Esteban Righi instruyó a los señores fiscales para que, ante un allanamiento donde se encuentre una casa de tolerancia funcionando bajo la apariencia de un comercio lícito, soliciten la intervención de la agencia municipal del distrito para la clausura del local y se promueva la caducidad de la habilitación o inhabilitación. Asimismo, se solicitará la no restitución del inmueble y su posible afectación patrimonial a la causa previendo su futura sanción de decomiso, así como también se profundizarán las investigaciones para identificar a los funcionarios o agentes que pudieran tener algún grado de participación. ¿Terminará así la joda de que la autoridad clausura y los dueños de los prostíbulos hacen caso omiso de la medida y siguen "trabajando" como si nada?

Comentá la nota