Malas Lenguas de N&P

Anticipo.

Espera.

De curros y anuncios.

Anticipo.

Gustavo Arnaldo Pulti ha asegurado a su círculo muy íntimo que va a ir por la reelección a la Intendencia de General Pueyrredon en 2001. Por ahora la jugada va ligada a la aspiración de hacer acceder a Eduardo Tomás Pezzati a la presidencia del Concejo Deliberante, cuestión de bajar aún más el perfil de Marcelo Artime.

Al parecer, el intendente habría "planchado" al actual titular del cuerpo legislativo: Artime planeaba renunciar a la banca a inicios de este año, ocupar un lugar en el Ejecutivo y presentarse a concejal encabezando la lista. Intrigas palaciegas motorizadas por el propio Pulti dejaron esta idea en una mera charla de café. Por su parte, Artime ya ha hecho saber que va a ir por la candidatura a la intendencia. Va a haber riña en el gallinero de AM.

Espera.

Es la que tensa la cuerda en el sector pesquero por la definición de la Cámara Federal de la ciudad en referencia a la resolución del juez López, quien ordenó al Estado nacional tomar un conjunto de medidas para la preservación del recurso pesquero. La elevación a Cámara está por cumplir siete meses: ya votó Alejandro Tazza, también Jorge "Margarina" Ferro, pero como hay disidencia, debe votar un tercer juez. Al no contar la Cámara con su tercer integrante, la resolución de quién ocupará esa silla quedó en manos del cuestionadísimo Consejo de la Magistratura. Es así que el tercer juez sería Juan José Comparato, juez federal de Azul, que deberá resolver en uno u otro sentido. Nos parece que con el nivel de amistad que Ferro mantiene con muchos empresarios pesqueros, hubiera sido ético apartarse. Pero bueno: cuando hay que cumplir, hay que cumplir

De curros y anuncios.

Se quejan los vecinos y operadores de salud de Batán de tener que soportar que en el subcentro de esa localidad el aparato de rayos siga sin ser reparado, y la cuestión ya lleva dos meses, en pleno auge de la denominada pandemia de gripe. Sostienen los vecinos que ahora se ven las complicaciones de la gripe (neumonías, bronquitis, etc.), y apuntan que gracias al personal que allí trabaja, el subcentro no ha sido desmantelado.

El enojo, según se cita, se hace extensivo al concejal Juan Domingo Fernández, que no se ha privado de declarar al diario La Capital que después de un cuarto de siglo, los vecinos de Batán finalmente podrán utilizar la ambulancia del Centro de Salud cuando la necesiten. Lo dijo así: "Después de esperar 25 años y sin que nadie los escuche, el secretario de Salud Alejandro Ferro dispuso el personal necesario para su puesta en funcionamiento. Queremos agradecer públicamente al Secretario de Salud de la Municipalidad, Alejandro Ferro, por las medidas que ha tomado a la brevedad para solucionar la falta de ambulancia en la Ciudad de Batán. Ahora nuestro Centro de Salud cuenta con la ambulancia en condiciones y con el personal médico que se requiere para que ésta funcione".

La versión de los vecinos, sin embargo, es muy otra. Parece que el único asignado a la ambulancia de Batán es el chofer, pero no hay médico ni enfermero. Si la ambulancia sale a una emergencia, es por la voluntad del médico y del enfermero, que dejan de atender los turnos y a veces dejan a la sala sin atención profesional por esta situación.

Nos dicen, además, que la ambulancia estuvo parada por un problema eléctrico que gentilmente un vecino de Batán, el electricista Casagrande, reparó sin cobrar un peso, luego de que un administrativo de la sala comprara el repuesto, pagándolo de su bolsillo. Que si no fuera por eso hoy no habría ambulancia. O sea: menos sobadas y un trago de realidad.

Comentá la nota