Malas Lenguas de N&P

Lo dijimos.

Amigos clandestinos.

Mejicaneadas.

Siempre gastronómico.

Lo dijimos.

Lo anticipamos hace un año, desde esta misma sección: la orden dada por Florencio Aldrey Iglesias y acatada por Perogrullo Pulti de abandonar el actual local de la Casa de Mar del Plata en Buenos Aires, que funciona en el Paseo La Plaza, y aceptar la ganga de 15.000 pesos por mes que ofrecía el galaico por sus oficinas de la Avenida de Mayo, está vigente. Con la única modificación de que Aldrey pidió que le abonen casi dos años por adelantado para refacciones, sumando así la friolera de casi medio millón de pesos por anticipado. La operación, sin embargo, venía con yapa: si la Casa de MdP ocupaba el segundo piso, ¿por qué no alquilarle el tercero al EMTUR y ganar unos dinerillos más? Conclusión: tal es el disparate y el escándalo, que puede terminar en el Tribunal de Cuentas con derivación judicial. Ésa y no otra sería la verdadera razón de la renuncia de Fernando Gutiérrez, que ha sido reemplazado por Miguel Cuberos, esposo de la saliente ministro de Obras Públicas de la provincia, Cristina Álvarez Rodríguez. Cuberos, tigre curtido en estas lides, le ha asegurado al coruñés que él va a firmar todo. Veremos.

Amigos clandestinos.

Como si fuera una historia romántica del Medioevo, los dos se encuentran a solas y muy en privado. Claro que no es amor sino intereses no explicitados. Se trata de las reuniones que mantienen en el Hotel Las Rocas, característico por su excelente vista a la bahía de Playa Chica, aunque también podríamos recordarlo por ser el refugio de Blas Aurelio Primo Aprile en sus últimas horas en el Gobierno municipal. Allí el profesor y poeta protegido de Aldrey recibía a su gabinete en las penumbras y hasta cartas que llegaban con ese domicilio. Pues bien, ahora que hay una corriente aprilista en el Gobierno de Perogrullo -"radicales 15"- entendemos por qué Gustavito se reúne los domingos por la tarde con Elio en el lobby del hotel. ¿Será para ver si Conte y Castorina ponen nuevamente el Plan Mar del Plata 2000 en marcha, será?

Mejicaneadas.

Así parece ser que ha ocurrido entre amigos ya no tan amigos. El triángulo de intereses que forman los hermanos Trujillo, Jorge (Carozo) y César (Pelusa) con Luis Stufano (el acogotado) está roto. Todo viene a cuento de una platita, unos $300.000 que llegaron para la campaña y se "lastraron" entre Carozo y "el acogotado", dejando afuera del reparto a "Pelusita". La moneda vino para la campaña, debía disponerse para taxis y movilización de voluntades en la campaña de Scioli. Si es por los resultados, parece que la platita fue a otro lado. Amén de los cacos que asaltaron el local de Acción Marplatense llevándose jugoso botín, dinero destinado al pago de fiscales, parece ser que la moneda que falta de los gastos de campaña está en los bolsillos de Jorge Trujillo y Luis Stufano, primo de otro impresentable, Fernando Villaverde.

Siempre gastronómico.

El ingreso que le dio Néstor Otero, operador del futuro galpón modernoso que dicen será una ferroautomotora, a Florencio Aldrey para que éste se haga cargo de los locales comerciales de la nueva estación. El hecho es que las continuas manifestaciones de los actuales titulares de las unidades gastronómicas se acrecientan día a día: saben que serán "devorados" por el galaico cabeza cuadrada y sus conductas expansivas. Eso sí: para quienes piensan que tendremos nueva estación de trenes, como dicen en el campo, "vayan desensillando", porque sostienen nuestras fuentes que los adelantos financieros de cerca de 25 millones que recibió TEBA (operador de Estación Retiro) se fueron a la timba financiera y por acá no vendrán hasta dentro de muuucho tiempo. Cuestión que ya le fue comunicada hace tiempo a Perogrullo, pero Gus calla convenientemente.

Comentá la nota