Malaguti pide que la contribución para salud sea sometida a consulta popular

El concejal radical aceptó que el presupuesto municipal de Salud debe ser incrementado. Pero pidió que se haga una consulta popular para saber si los vecinos están de acuerdo con hacer un aporte extra a la TSU. El Ejecutivo quiere mejorar los servicios del área a través de una contribución mensual, cuyo monto mínimo sería de 2 pesos.
El presidente del bloque radical, Walter Malaguti, consideró que la gestión de Gustavo Pulti debería someter a una consulta popular su intención de reclamarle a buena parte de los marplatenses el pago de una contribución mensual para financiar mejoras en el área de Salud. Si bien no cuestionó el sentido de la medida, Malaguti dijo que el actual gobierno municipal pretende poner en práctica "una sobretasa" similar a la que en su momento implementó el ex intendente Elio Aprile para financiar un plan de obras públicas y que por lo tanto debería replicarse el mismo método que se utilizó en aquella oportunidad. "Tal como sucedió aquella vez, ahora también habría que preguntarles a los vecinos qué opinan de esto", sostuvo el concejal.

Según pudo saber LA CAPITAL, el contenido de la medida se daría a conocer en el transcurso de esta semana, junto a la presentación del proyecto del presupuesto municipal de 2009.

El Ejecutivo tiene previsto recaudar unos 15 millones de pesos al año mediante el cobro de esta contribución, que sería anexada a la boleta de la Tasa de Servicios Urbanos (TSU). La intención es incrementar de manera considerable los fondos que maneja la Secretaría de Salud, para implementar un intenso plan de mejoras.

Entre otras cosas, se quiere ampliar los horarios de atención, contratar a más médicos, enfermeras y promotores de salud e invertir en el reequipamiento y la reforma de los centros y las salas sanitarias.

"Nosotros somos conscientes de que el área de Salud necesita más recursos", dijo ayer Malaguti, pero aclaró que en principio, la propuesta del Ejecutivo genera dudas en su bloque. "Durante años hemos escuchado a Pulti decir que había que mejorar la calidad del presupuesto, reclamando que se recortaran los gastos improductivos para mejorar la situación de la salud y de los servicios sin endeudarse ni aumentar impuestos", señaló.

Para Malaguti, es claro que "el intendente no ha encontrado la forma de generar ahorros", por lo que finalmente "decidió proponer la creación de esta sobretasa".

El concejal sostuvo que su bloque "está dispuesto a considerar" la medida siempre y cuando "se haga un planteo transparente y sin falsear la realidad ante los contribuyentes".

Por esa razón pidió que se implemente una consulta popular, afirmando que si los vecinos aceptaran el pago de la contribución, el radicalismo le prestará su apoyo. "Si se da esa situación el gobierno va a tener el 100% de nuestro respaldo", aseguró.

Según se supo, de las 420 mil cuentas de TSU existentes en el Partido de General Pueyrredon, unas 120 mil estarían exentas del pago de este aporte, que tendría un valor mínimo de 2 pesos por mes e iría creciendo en función de las valuaciones fiscales de las propiedades.

El Ejecutivo hizo saber que la recaudación que se obtenga por esta vía estará afectada íntegramente a financiar al área de Salud (que este año ejecutó poco más de 37 millones de pesos) y a darle sustento a un Programa de Desarrollo Infantil diseñado por la Fundación Conin, a cargo del prestigioso médico mendocino Abel Albino.

Además sería creada una comisión de control ciudadano para asegurar que los fondos no sean utilizados con otro propósito.

Malaguti afirmó ayer que comparte las intenciones del gobierno, pero dijo que hasta ahora, el tema ha sido planteado de una manera "engañosa" y que su bloque "no está dispuesto a avalarlo".

Sostuvo que por un lado, el gobierno municipal asegura que "el año próximo no va a aplicar un aumento de tasas", pero al mismo tiempo "propone la creación de esta sobretasa que obligará a la gente a pagar hasta 40 pesos más por bimestre".

Para Malaguti, el Ejecutivo debería aplicar lisa y llanamente un incremento de la TSU y afectar el excedente a Salud o, bien, preguntarles a los vecinos si están dispuestos a abonar un monto adicional. "Si se realiza la consulta y la gente dice que está de acuerdo, este bloque va a acompañar sin reparos la propuesta. Si no quiere hacer la consulta se debería proponer otro esquema de financiamiento que no sea engañoso y encontrará en nuestros concejales la misma seriedad y buena voluntad que tuvimos para darle al Ejecutivo todas las herramientas que ha solicitado", aseguró.

Comentá la nota