Majul, Verbitsky, Das Neves

Infoglaciar - "¿Por qué Majul menciona tanto y tan bien a Mario Das Neves, gobernador de Chubut? Es que más de la mitad del epílogo del libro, lo dedica al encuentro entre Das Neves y CFK en la Rosada, donde se pasaron factura. Recordé entonces, el quilombo que se armó sobre la compra de votos, a raíz de una nota de Majul. No hay dudas de que el periodista tiene línea directa con el chubutense y que éste es, por momento, bastante indulgente con el político.
Fue extraño y hasta me surgió una duda: ¿Majul será el Verbitsky de Das Neves en caso de que llegue a la presidencia?" - Fragmento de un análisis del libro "El Dueño". El análisis le corresponde al periodista Pablo Javier Blanco, fueguino radicado en la Capital Federal y conocido por su blog "Payito Web", donde escribió su impresión futurista acerca del rol que podría caberle a Majul en una eventual presidencia del actual Gobernador de Chubut.

Como cosas más raras se han visto, ahí abajo tienen el artículo completo.

Majul, "El dueño" y una rara sensación

"El dueño", el último libro de Luis Majul, ha tenido una prensa increíble. El Grupo Clarín, en su pelea a muerte con Néstor Kirchner, no sólo se ocupó de promocionarlo a través de diferentes medios (radiales, televisivos y gráficos), también los usó como fuente indiscutible de su informe "Argenlandia", título horrible si los hay, que daba cuenta del negocio de los Casinos en la República Argentina.

Pero más allá de eso, pocos se han referido al libro de manera profunda. Ya había elogios apenas había sido publicado y no es un libro para leer en una tarde, tiene 517 páginas incluyendo al onomástico y el índice de fuentes. Después de dos semanas, terminé de leerlo completito en detalles y si bien me pareció un libro interesante, rescatable por ser la primera gran investigación sobre Néstor Kirchner y sus lazos económicos y políticos, me quedó una sensación rara.

Hay un plus en el libro que son las entrevistas a Lázaro Baéz, Sebastián Esquenazi y a los propietarios de Electroingeniería, Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra. Otro punto destacable es que Majul escribe bien y sobre todo sabe cómo recrear diálogos para atrapar al lector. También hay un logro en la estructuración del libro: dividido en nueve capítulos (1.El verdadero Kirchner,;2. Cristóbal; 3.El presidente más rico; 4.Los Esquenazi; 5.Jaime y Uberti; 6.Los Cirigliano; 7.Lázaro; 8.Electroingeniería; 9.La batalla final) y un epílogo (Barranca abajo).

¿Por qué "El dueño"? Bueno, este libro sigue la saga de "Los dueños de la Argentina" y "Los dueños de la Argentina II", dos grandes libros de Luismi Majul, que a partir de la publicación de este mamotreto azúl, será considerado como una suerte de kirchnerólogo, en un país donde los especialistas en Kirchner florecen tanto casi como los psicoanalistas.

Majul, fiel a su estilo, se encargó de publicitar las compras masivas de ediciones de "El Dueño". Primero lo leí en el blog de Pedro Ylarri que escribió este post al respecto: Kirchner "Hipotecario": quiere ser dueño de todos los libros "El Dueño" de Luis Majul. Pero anoche viendo a Majul volvió sobre el tema: "No nos van a parar, hay libros preparados para salir de la editorial cuando compre, si no quieren que nos lean no lo van a conseguir", dijo Majul, en tono de víctima.

Igual, cuando terminé de leer el libro me quedó una rara sensación. ¿Por qué Majul menciona tanto y tan bien a Mario Das Neves, gobernador de Chubut? Es que más de la mitas del epílogo del libro, lo dedica al encuentro entre Das Neves y CFK en la Rosada, donde se pasaron factura. Recordé entonces, el quilombo que se armó sobre la compra de votos, a raíz de una nota de Majul. No hay dudas de que el periodista tiene línea directa con el chubutense y que éste es, por momento, bastante indulgente con el político.

Fue extraño y hasta me surgió una duda: ¿Majul será el Verbitsky de Das Neves en caso de que llegue a la presidencia? Es sólo un interrogante. Lean el libro, es recomendable, aunque diga que Kirchner sabe manejar, hecho que es una falsedad, ya que de ser cierto uno no entendería jamás el rol de chofer de Rudy Ullóa Igor.

Comentá la nota