El maíz espera que termine el lockout

El Ejecutivo proyecta para los próximos días la liberalización de las ventas de maíz y trigo al exterior. También analiza una baja de retenciones para este último cereal. Esta medianoche termina la medida de fuerza.
A pocas horas de que finalice el octavo lockout del sector agropecuario, fuentes gubernamentales adelantaron que en los próximos días se publicará en el Boletín Oficial la apertura de los mercados de exportación para el trigo y el maíz, medida que se había oficializado semanas atrás. El Ejecutivo también estaría analizando medidas para incentivar la siembra de trigo, que podría incluir una baja en las retenciones. De esta manera, el Gobierno pretende salir al cruce de las críticas de la Mesa de Enlace, que inició este último lockout con el argumento de que el Gobierno no había cumplido con una serie de exigencias por parte de los ruralistas. En este contexto, los dirigentes de las patronales del campo se quedarán con un sabor amargo luego de que termine la medida de fuerza, más allá de que digan que la protesta fue un éxito por tener inmovilizados los mercados de hacienda y granos. Las diferencias internas dentro de las entidades quedaron en evidencia en la reunión de anteayer, donde Federación Agraria propuso extender el lockout, pero Mario Llambías, titular de CRA, prefirió recular, y consiguió el apoyo de Sociedad Rural y Coninagro.

La Federación Agraria tenía todo listo para salir con los tapones de punta y extender el lockout por unos días más. Pero prevaleció la mirada de CRA y Coninagro. Sus titulares, Llambías y Carlos Garetto, prefirieron levantar la medida de fuerza a partir de hoy a la medianoche, con el argumento de que "podría ocurrir un derrumbe en el precio de la soja". "No querían que los llevemos de las narices", fue la interpretación que hizo un dirigente de FAA a Página/12.

Sin embargo, Buzzi no se quedó callado, a pesar de que anteayer fue el único dirigente que se fue de la sede de CRA sin realizar declaraciones. "Hay mucho malestar y bronca, ya que los productores se sienten maltratados por el Gobierno", aseveró el federado. Por su parte, Biolcati aseguró que el lockout agrario "está siendo un éxito total". Para los ruralistas, durante la semana que viene se iniciará una nueva etapa de la protesta, con movilizaciones en diferentes partes del país.

Por su parte, el dirigente de FAA Alfredo Bel está organizando para hoy una movilización en Chajarí, Entre Ríos. "Vamos a mostrar el verdadero sentir de la gente del campo, postergado de todo proyecto oficial desde hace casi dos años", afirmó el ruralista. Una vez que termine este lockout, los ruralistas realizarán diferentes concentraciones, asambleas y tractorazos el próximo martes, en coincidencia con el Día del Agricultor. Los principales lugares serán la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. También habrá marchas hacia diferentes dependencias gubernamentales del interior del país.

"Estamos atravesando un conflicto que no está resuelto y no se sabe cómo puede terminar. Hay incertidumbre en el campo y el productor busca señales que le permitan seguir haciendo lo que sabe, que es producir", resumió Garetto.

Que los distintos integrantes de la Mesa de Enlace hayan salido ayer a hacer declaraciones es parte del pase de facturas que hubo en el último encuentro de la Mesa de Enlace. Allí Buzzi criticó a sus colegas "por no poner el cuerpo" en la protesta y no hacer mucho "ruido" alrededor de los vetos a las emergencias agropecuarias provinciales.

Parte de la decisión de CRA, Coninagro y la Sociedad Rural por terminar con el lockout hoy a la noche estuvo relacionada con que los productores tienen que finalizar la siembra de trigo de la actual campaña, muy golpeada por la sequía. Según fuentes privadas del sector agropecuario, en este ciclo se habría cubierto sólo 2,8 millones de hectáreas, un 40,5 por ciento por debajo de la campaña anterior. El volumen final de la trilla estaría cercano a las 6,5 millones de toneladas, lo que no dejaría posibilidades de un saldo exportable.

Frente a este escenario, fuentes gubernamentales señalaron que el Ejecutivo está estudiando más incentivos para esta producción, donde no estaría descartada una baja de las retenciones. Por otro lado, en los próximos días podría oficializarse en el Boletín Oficial la apertura de las exportaciones de trigo y maíz. Este último cultivo también se vio afectado por la sequía. La proyección de siembra está cercana a los dos millones de hectáreas.

Comentá la nota