Maipú fue el menos favorecido con los fondos para obra pública

Cada maipucino recibe un tercio de lo que le correspondería según el total de inversión provincial. También las comunas del Frente Cívico se ven perjudicadas este año. El ministro Francisco Pérez se defendió.
A la cola. Así quedaron los municipios comandados por intendentes del Frente Cívico en el reparto de recursos para obra pública que tendrán para este año. Los justicialistas quedaron entre los más beneficiados, aunque la excepción es Maipú, que teniendo en cuenta el número de habitantes de cada departamento es el que menos recursos para obra por poblador va a recibir: sólo $86 contra $270, es decir un tercio de lo que le correspondería a cada mendocino si se divide el total de recursos destinados a obras entre el total de habitantes.

El cálculo también deja mal parados a los municipios comandados por caciques del Frente Cívico, no así a los dos departamentos conducidos por el Partido Demócrata. De todas maneras el análisis tiene matices.

En términos generales, de los $947 millones destinados para concretar obra pública el 45% ($427 millones) se reparte entre los municipios. Los otros $519 millones son manejados por el Gobierno provincial.

Este reparto despierta las más aguerridas peleas entre caciques, porque el trofeo de la obra pública es una de las piezas más codiciadas para mostrar a los vecinos de cada departamento. Por lo tanto es un clásico que cada intendente pugne por incluir en el listado de obras que se manda a la Legislatura las obras que quiere hacer en su departamento. Hay dos metas: una es lograr introducir las mejoras pretendidas en el listado de obras sin financiamiento, que este año sumó un total de $1.300 millones; la otra, más difícil aún, es lograr que la obra que añoran para su terruño quede incluida en una lista con financiamiento incluido, lo que da mucha más garantía de que realmente se concrete.

Por eso es que luego de aprobado el presupuesto cada intendente o los legisladores de su departamento miran con lupa para asegurarse "sus obras" en el listado con financiamiento incluido. De este trabajo de mirar con lupa es que surge el detalle realizado por la Comisión de Obras Públicas de Diputados que preside Roberto Blanco (Concertación Plural).

Del análisis surge que, en términos generales, los diez departamentos justicialistas se han visto más favorecidos con el monto de recursos que les ha tocado para hacer obras. De los $427 millones los justicialistas se llevan la mejor parte: en promedio $27 millones cada uno. La excepción es Maipú, que parece haber sido castigada desde que el sector azul comenzó a tener diferencias con el gobernador Celso Jaque. En el Municipio formalmente prefirieron mantener silencio, aunque los legisladores fieles a la gestión comunal manifestaron su bronca tras la aprobación del presupuesto.

En segundo lugar resultaron beneficiadas las comunas demócratas, que apoyaron la aprobación del presupuesto, ya que en promedio recibirán$26 millones, muy cerca de los oficialistas.

Por último los seis municipios del Frente Cívico Federal –incluye a Capital, aunque Víctor Fayad esté enfrentado con el resto de los dirigentes–, que en promedio se llevaron $16 millones cada uno.

Si se compara cuánto le tocó a cada comuna de acuerdo con la cantidad de habitantes, los más favorecidos son San Carlos, Malargüe y Alvear y los menos favorecidos, después de Maipú, son Rivadavia y Junín.

Para Pérez, "no es tan así"

Para el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, la comparación realizada es parcial. " En materia de obras y asignaciones dos más dos no es cuatro. Puede que comparando los recursos destinados a obras municipales haya departamentos más perjudicados, pero a los municipios también llegan obras financiadas con recursos provinciales y nacionales. Por ejemplo escuelas, hospitales, centros de salud, el mejoramiento de rutas son obras que se hacen con recursos de la provincia. Además están los recursos que se puedan conseguir desde Nación", explicó el ministro.

"Lo que aparece en el presupuesto es lo que se incluyó de acuerdo con lo que pidió cada intendente, pero no es lo único", expresó.

"El análisis que se hace en la comisión es parcial, Maipú tendrá menos recursos para obras municipales pero se está haciendo la rotonda de Paso y Acceso Sur, una obra de $60 millones que se estaba pidiendo desde 1985, por ejemplo. Este año tendremos el fondo de la soja, además de los recursos de Promeba, que vienen de Nación y que se volcarán a los departamentos", se defendió el ministro.

"El asfalto de Capital más el gas en el barrio La Favorita, obras de gas y cloacas en Junín, cloacas en La Paz son todas obras que se harán y no están en las listas del presupuesto porque se harán con otros recursos ", refutó el ministro para combatir la crítica opositora.

Comentá la nota