Maina: 'Basta de pedirle esfuerzos al trabajador'

Si bien, la palabra incertidumbre, se ha repetido en diversas oportunidades en el encuentro mantenido con el Secretario General de SMATA, Jorge Maina reconoce la complejidad del momento y asegura que este nuevo festejo estará marcado por un diálogo continuo con el empresariado, antes de tomar decisión alguna.
Si bien, la palabra incertidumbre, se ha repetido en diversas oportunidades en el encuentro mantenido con el Secretario General de SMATA, Jorge Maina reconoce la complejidad del momento y asegura que este nuevo festejo estará marcado por un diálogo continuo con el empresariado, antes de tomar decisión alguna.

¿Cómo el gremio ha enfrentado el nuevo año, con todo lo que eso respecta?

Hemos dejado atrás un año que había comenzado con muchas expectativas, veíamos una industria automotriz en crecimiento con una comercialización de 600.000 vehículos 0 km pero con el transcurso del tiempo el conflicto del campo, en un primero momento, la crisis internacional y por último, la sequía hizo que cerráramos el año con incertidumbre. Pero logramos concluir el 2008, poniéndole fin a un conflicto que mantuvimos durante 8 meses con la Asociación de Concesionarios Automotores de la Argentina (ACARA), que les permitió a los trabajadores acceder a un aumento del 40 % más $300 no remunerativos que se van a abonar durante el transcurso del 2009. Si bien, el afiliado podría contar con nuevas mejoras, no hubo pérdidas de trabajo ni suspensiones, como si ha ocurrido en las terminales automotrices madres como: Renault, Ford, General Motors, que han acordado con la organización la suspensión de empleados con el fin de preservar el empleo.

Siempre sostuvimos desde SMATA, compartir una mesa de diálogo, en busca de consenso, no estamos a favor de las confrontaciones sí del reclamo de un sector que considera que no se está distribuyendo justamente las ganancias.

¿Se maneja algún porcentaje de cuánto ha disminuido la demanda?

Cuando se enfrenta a una crisis de estas características lo primero que no se hace es cambiar el auto o comprar uno nuevo. No manejamos una cifra promedio, pero sin duda una de las actividades que más se perjudica en épocas difíciles es la nuestra, como también es aquella que se beneficia cuando se da la recuperación.

El plan que lanzó el Gobierno para la compra del 0 Km, permitió que la caída de las ventas no fuera tan fuerte, si el año pasado se vendió alrededor de 600.000 vehículos, el escenario que hoy se plantea no es el mismo, sino que se reducirá un 30% menos de venta. Hablamos, de 160.000 vehículos que pueden comercializarse con el nuevo plan.

¿Cómo responde el trabajador ante esta situación?

El empleado siempre es el que más sufre, si bien contamos con la posibilidad de recomponer nuestro salario a partir del acuerdo de diciembre, existe una preocupación general, porque el hilo siempre se corta por lo más delgado: las suspensiones.

Yo le quiero pedir a los empresarios que basta de pedir esfuerzos al trabajador, porque en los años donde la rentabilidad fue buena, no fue repartida en equitativamente.

En los momento de mayor actividad, contábamos con un 40% de trabajadores en negro, hay responsabilidades de un sector empresarial que no actúa correctamente.

Siempre nombro como empresa ejemplo a Limasky S.A que ha sufrido dos situaciones difíciles (de conocimiento público) y que jamás le planteó a sus trabajadores y la organización sindical que los representa, la posibilidad de suspensiones ni mucho menos despidos, al contrario apuesta a la producción para superar este desafió.

Con la crisis actual: ¿Se presentará algún proyecto de capacitación?

Sin duda, apostamos a la capacitación ya que sufrimos algunas inconvenientes cuando la industria se encontraba en su mejor momento para conseguir personal especializado. Hay que tener en cuenta que los vehículos actuales cuentan con mucha tecnología y hay que estar preparado para ello.

Previendo esta situación, afines de marzo se abrirán unos cursos, a partir de un convenio que firmamos con el ITEC y el ministerio de Trabajo de la Nación, quien los solventa en gran parte, abonando las obras de los instructores y nos presta una ayuda económica a la hora de la compra de herramientas y materiales, los cuales quedarán en el establecimiento del ITEC (donde se llevarán a cabo) como capital.

Estos cursos van a estar dirigidos a dos sectores: al del mecánico que ya cuenta con experiencia y necesita perfeccionarse y para el sector de trabajadores que se encuentra desocupado o algún joven que recién se inicia y le gusta la carrera de la mecánica.

¿Cuáles son los festejos que se llevarán a cabo por el día del mecánico automotor?

Nos reuniremos el próximo viernes en una cena gratuita, en nuestro campo de deportes, de manera muy sencilla festejaremos el día de nuestros trabajadores.

Comentá la nota