Maimó y UOCRA viajaron a Gallegos por la obra pública en Truncado

La situación en las rutas de ingreso a Pico Truncado fue de tensa espera durante toda la tarde y la noche de ayer, hasta que los cerca de 250 desocupados nucleados en la UOCRA resolvieron despejar las carreteras, igual que la planta cementera de Petroquímica y obradores de empresas y reparticiones públicas, cuyas entradas habían obstaculizado el martes y parte del día de ayer.
Todos esperaban los resultados de las negociaciones que en alguna oficina gubernamental en Río Gallegos desarrollaban un representante del gremio de la construcción, Omar Rojas (secretario de Finanzas), junto a dos de sus compañeros.

En tanto, por separado el mismo intendente, Osvaldo Maimó, también se trasladó a la capital santacruceña, acompañado de colaboradores del gabinete.

Según informaciones comunales, Maimó y Rojas se sentarían a dialogar con el subsecretario del Interior, Daniel Sloper (quien fue funcionario truncadense en el período anterior); el presidente del IDUV, Gastón Forneris y, tal vez, algunos empresarios constructores. La reunión habría comenzado cerca de las 20 horas, por lo que al cierre de esta edición no se conocían novedades.

La merma en el ritmo de las construcciones de obras públicas en Truncado ha ocasionado la múltiple protesta del martes. Ahora la solución dependerá del acuerdo económico al que puedan llegar el Gobierno con las empresas. Entre otros temas estaría la deuda que dicen las empresas que el Estado tiene, y un anticipo de obras para que se reinicien las que se paralizaron, o comiencen las nuevas.

El gremio UOCRA viene planteando desde hace varias semanas la "reactivación de la obra publica", pero, además, "que las obras tengan continuidad en el tiempo".

Pasado el mediodía, los desocupados dejaron pasar los autos, esperando las definiciones en la capital santacruceña. Algunos se quedaron al costado de la ruta hasta altas horas de la tarde.

En Pico Truncado, el debate de estos últimos días se ha centrado precisamente en la baja actividad de la construcción. Incluso, en la sesión de ayer en el Concejo Deliberante se aprobó un proyecto en donde se le solicita al Ejecutivo comunal que realice las acciones pertinentes para generar más obra pública y, de esa manera, ocupar mano de obra local.

El instrumento legal fue presentado por el presidente del Concejo, Santiago López. Quien se abstuvo de votar el proyecto fue la edil disidente Emilia Gentile, exponiendo argumentos en contra de cierta cultura del subsidio en la que han incurrido grupos de desocupados.

Comentá la nota