Mahle Rosario: dictan conciliación obligatoria El ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria por quince días hábiles. Esta medida se tomó a causa del conflicto desatado, luego de que la firma despidiera a dos empleados.

El ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria por quince días hábiles por el conflicto que se desató en la empresa metalúrgica Mahle Rosario y luego de que la firma acusara inconvenientes en sus cuentas y despidiera a dos empleados.
A comienzos de la semana pasada la planta fue tomada por los empleados tras el despido de dos trabajadores y luego de que la patronal se declarara en medio de una crisis y decidiera una serie de medidas como reducción de salarios y de horas de trabajo.

Por este motivo el ministerio de Trabajo de la Provincia intervino, dictó la conciliación obligatoria por quince días hábiles y todo volvió a foja cero: los empleados dejaron sin efecto las protestas y los dos operarios cesanteados retornaron a sus puestos de trabajo.

Claudio Maldonado, delegado de los trabajadores de la planta, señaló que los inconvenientes comenzaron hace 15 días cuando la empresa de autopartes se declaró en medio de una crisis económica. "Desde el jueves que se mantuvieron tres reuniones en el Ministerio de Trabajo pero no se llegó a un acuerdo entre las partes", relató. En tanto, el sábado la firma decidió despedir a dos trabajadores.

"Presentaron una serie de puntos con los que no acordamos. Entre ellos, la empresa proponía una reducción de sueldo y de horas de trabajo", indicó Maldonado.

A raíz de los nuevos despidos los empleados de la empresa metalúrgica ubicada en Godoy al 6000 de la ciudad de Rosario se declararon en asambleas permanentes, ya que suman 90 personas despedidas desde el cambio de firma en mayo de 2007.

La firma de capitales alemanes presentó la documentación para justificar una supuesta crisis, negada por los trabajadores. Antes de que el Ministerio de Trabajo estudie los papeles y se pronuncie al respecto, la patronal despidió a dos operarios. La decisión fue rechazada por el conjunto de los trabajadores –unos 400–, quienes iniciaron medidas de fuerza para reclamar la reincorporación de sus compañeros.

Finalmente el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por quince días hábiles mientras la situación está siendo revisada por autoridades del área laboral de la Provincia.

Por otra parte, una empresa metalúrgica de Granadero Baigorria que elabora piezas de fundición para autopartes presentó hace pocas semanas un procedimiento preventivo. Hasta el momento, con la habilitación correspondiente, la firma otorgó vacaciones a parte del personal conformado por poco más de 150 trabajadores.

El procedimiento preventivo de crisis es una ley que el ministerio de Trabajo de la provincia –también a nivel nacional– aplicó en pos de que los empleadores notifiquen los despidos o cualquier otra maniobra en desmedro de sus empleados. En resumen, la empresa que despide y no presenta el procedimiento preventivo está obligada a reincorporar.

Comentá la nota