En Mahle dan por hecho el traslado pero nadie festeja

Los trabajadores de la planta que Mahle tiene en Rosario se tomaron esta vez la buena noticia con cautela: la firma Aros Kim se hará cargo de la planta y garantizará los casi 140 puestos laborales que aún permanecen en pie tras cinco meses de conflicto.
"Prácticamente es un hecho", aseguró el delegado de los empleados Claudio Maldonado a Crítica de Santa Fe. "La nueva empresa compra las máquinas y alquilará el predio por un tiempo. Lo importante para nosotros es que las autoridades nos aseguraron que nuestros trabajos están garantizados", agregó.

Después de la negociación con los empresarios alemanes titulares de la planta ubicada en Presidente Perón al 5600, más de 300 empleados aceptaron una indemnización y dejaron sus puestos. Pero 130 trabajadores de Mahle, más otros nueve de una empresa contratista, decidieron "seguir en la lucha", como calificó Maldonado al duro proceso.

El nuevo acuerdo consiste en que la empresa saliente se haría cargo de la indemnización de esos 139 empleados, que a su vez reingresarían a trabajar con Aros Kim, del empresario de Buenos Aires, Jorge Basualdo.

Basualdo se reunirá el próximo miércoles con la ministra de la Producción de la Nación, Débora Giorgi, para cerrar el convenio de traspaso. Aros Kim tiene la "prioridad" frente al resto de los interesados y, de no mediar inconveniente, se haría cargo de la planta. Pero fueron tantos los fallidos en este conflicto que los trabajadores prefieren esperar. "Todavía no festejamos y estamos dispuestos a seguir peleando", aseguró Maldonado.

La fábrica, que fue puesta en marcha de manera simbólica por los trabajadores hace diez días continuaría con la producción de aros de pistón en ese mismo lugar pero sólo en el corto plazo. La idea del nuevo empresario es alquilar un tiempo el predio y después mudarse a algún Parque Industrial de la zona, como por ejemplo el de Alvear.

Comentá la nota