Mahle no apareció por Trabajo

La empresa no depositó el dinero que se había comprometido a realizar, por lo que los trabajadores, en asamblea, reclamaron la intervención del gobierno nacional ante la situación "desesperante". Además realizarán un acampe en la planta de Rafaela.
Los trabajadores de Mahle protestaron ayer en las puertas de la sede local del Ministerio de Trabajo en reclamo del cobro de los mil pesos de sueldo que representantes de la fábrica de aros de pistón no depositaron ayer -como lo habían prometido- y solicitaron al gobierno nacional que intervenga ante la situación "desesperante". Los dueños de la empresa metalúrgica tampoco se presentaron a la audiencia pactada para ayer. Se limitaron a enviar una nota a la sede local del ministerio en la que indicaron que no se presentarían al encuentro ni pagarían lo adeudado hasta tanto "la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) no libere fondos que nos pertenecen". Al respecto, el ministro de Trabajo provincial, Carlos Rodríguez, manifestó a Rosario/12 que "no pueden dejar de pagarle a los 500 empleados porque a ellos les deben dinero de otro lado, sabemos que no son insolventes". El próximo jueves hay una nueva audiencia. Los trabajadores decidieron en asamblea volver el lunes al acampe en la planta de Rafaela.

Luego de la larga jornada de negociación entre las partes, el jueves de la semana pasada, ayer los trabajadores deberían haber cobrado la segunda parte del sueldo correspondiente a julio. Pero, una vez más los empresarios no cumplieron con su palabra. "Nos están jugando muy sucio", dijo el delegado de Mahle, Claudio Maldonado, a este diario minutos antes de la asamblea.

Por la tarde, el ministro Rodríguez indicó que anteayer la empresa ya había enviado la nota que fue rechazada por el Ministerio y "se los intimó a asistir, pero no me extraña la actitud porque ya la tuvieron antes. Esto es serio, acá no estamos hablando de un kiosco donde hay dos empleados, estamos hablando de una multinacional". Y agregó: "Me molesta que hagan este tipo de cosas, es inconcebible. Si no asisten el jueves próximo, los voy a buscar".

En tanto, el director de la regional local del Ministerio de Trabajo, Aldo Fabucci, confirmó que si los empresarios no asisten a la audiencia del jueves "nuevamente se buscará por la fuerza pública a los apoderados de la empresa, que no es solamente el gerente de Recursos Humanos, José Serra, sino cualquier otra persona con poder de determinación, inclusive a los responsables de Mahle Rafaela".

El ministro calificó el accionar de la autopartista como un "mecanismo extorsivo". Sin embargo, señaló que posee contacto permanente con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, y que "seguramente entre lunes y martes se estará trabajando para encontrar una solución, porque esta gente necesita cobrar y de eso no caben dudas. Es gente que sufrió mucho y les pedimos que sigan adelante, pero nosotros mismos sentimos que muchas veces no tenemos las herramientas necesarias".

Por su parte, los trabajadores se manifestaron indignados por el incumplimiento de los empresarios tanto por la falta de pago como de la presentación ante los delegados y las autoridades de la cartera laboral de la provincia de una propuesta de pago de indemnización para los alrededor de 130 empleados interesados en ese beneficio.

Tal como se había acordado, ayer los afectados fueron a los cajeros y se encontraron que no estaba depositado el salario que completaba el sueldo de julio pasado. Más tarde, los delegados les confirmaron que en medio de la audiencia llegó una nota de los empresarios, que decía que "no se presentarían ni pagarían", comentó Maldonado. En consecuencia, se manifestaron en San Lorenzo y Ovidio Lagos. "Que dejen de joder a la gente, a los trabajadores y a las familias. Estamos golpeados duramente y despedazados, ya no tenemos qué darle de comer a nuestros hijos", señalaron.

Por su parte, la CGT rosarina evaluará este lunes si se realiza un paro del sector en repudio a las acciones de los empresarios de la autopartista y en acompañamiento a los empleados.

Sobre el accionar de los trabajadores, el ministro resaltó que "están actuando con mesura y con mucha altura porque se los está arrojando a una situación límite, pero les pedimos conservar la calma porque lo demás no sirve de nada".

Comentá la nota