Magnate árabe podría comprar al Liverpool.

Los propietarios estadounidenses de Liverpool, Tom Hicks y George Gillet, estudian la posibilidad de traspasar, al menos, de parte del paquete accionario del club inglés de fútbol a un magnate árabe, reveló la prensa local.
El interesado en comprar la escuadra es el príncipe Rafed, sobrino de Nasser Al Kharafi, quien se encuentra entre los cincuenta hombres más ricos del mundo, con una fortuna cercana a los 10 billones de euros.

Gillet indicó semanas atrás que su intención es vender todo su paquete accionario, mientras que Hicks anunció que intentará seguir ligado al Liverpool con al menos el 25% de los títulos.

Los empresarios estadounidenses afrontan como fecha límite para pagar el crédito de 400 millones de euros que contrajeron para adquirir el club el próximo mes de julio.

Comentá la nota