La magistrada que insultó y discriminó a las empleadas de tránsito pedirá licencia psiquiátrica

La magistrada que insultó y discriminó a las empleadas de tránsito pedirá licencia psiquiátrica
Lo dijo su abogado, quien pidió que Rosa Parrilli no sea removida de su cargo y que le apliquen "a lo sumo una falta disciplinaria". Además, justificó la reacción de la jueza por problemas personales y porque estaba medicada

El abogado Julio Virgolini, defensor de la jueza porteña Rosa Parrilli, pidió al Jurado de Enjuiciamiento que "sean valientes y enfrenten a la presión pública", y que "rechacen" el pedido de remoción de la magistrada y le apliquen "a lo sumo una falta disciplinaria".

Parrilli no usó su derecho a expresarse ante el órgano judicial, que se estableció por primera vez, mientras su abogado anunció que independientemente de la sentencia que se conocerá el miércoles a las 12:30, la acusada tomará "licencia psiquiátrica" antes de retornar, eventualmente, al juzgado a su cargo.

El alegato del abogado Virgolini culminó a las 19, tras la ponencia de su colega Juan Pablo Alonso quien durante casi una hora refutó la acusación de la fiscalía acerca del mal desempeño de su función por parte de Parrilli. En la mañana del lunes, el fiscal Gabriel Vega había pedido la remoción de Parrilli, jueza penal, contravencional y de faltas de la Ciudad, por insultar y discriminar a dos empleadas del área de tránsito del gobierno porteño cuando debía pagar una multa por dejar el auto mal estacionado.

Alonso rechazó el argumento de mal desempeño esgrimido por la acusación, endilgable, dijo, cuando está "vinculado a la función judicial" y sostuvo que "se requiere reiteración" y si la falta juzgada "es aislada debe ser gravísima". Según el abogado, el caso en cuestión "claramente es ajeno (a la función judicial), aislado y sin gravedad", aunque reconoció que se trataba de un hecho "socialmente disvalioso" que a la propia magistrada "avergüenza", tras lo cual listó acciones de Parrilli en torno al episodio: se disculpó con las agraviadas, con la magistratura y no interfirió la investigación.

Luego expuso causas "subjetivas" del episodio protagonizado por Parrilli: enfermedad oncológica de una hija con posibles complicaciones con Gripe A (en septiembre), distancia de otro hijo -vive en Holanda-, ingesta de fármacos y tratamiento antitabáquico.

Tras referir la historia de vida de la magistrada y destacar la "excelencia técnica" en el desempeño de sus tareas, Alonso habló de la "sobreactuación de las víctimas" y sostuvo que si las empleadas habían "caricaturizado" a la jueza mal podían sentirse "amedrentadas", como alegaron más tarde.

Comentá la nota