¡Sin Magisterio! y los 400 inscriptos se sumarán a la asamblea El Algarrobo

Finalmente y tal como ya lo anunciáramos oportunamente, la ciudad de Andalgalá se queda sin la implementación de las carreras de Magisterio y Nivel Inicial.
Lo confirmó el Rector del IES Andalgalá, Prof. Luis Barros de acuerdo a resoluciones del Ministerio de Educación de Mario Perna, negativa justificada por algunos trámites burocráticos en la gestión de la validez del título a nivel nacional, tal como además del ministro, lo anunció la subsecretaria de gestión.

La cuestión no sería tan grave si no se hubieran generado tantas expectativas en los casi cuatrocientos inscriptos en ambas carreras que ahora deberán elegir algo en la hirsuta grilla de carreras que ofrece el IES, o planificar nuevos rumbos, lejos de sus hogares o bien engrosar las filas de militantes de la Asamblea El Algarrobo de manera de canalizar por ahí tanta frustración.

No son pocos los inscriptos que se expresaron en contra de esta suspensión de carreras y hasta se pensó en realizar movidas más contundentes para sensibilizar el espíritu tecnócrata del ministro Perna que ha pecado en demostrar falta de gestión. De cualquier modo, las carreras de mención podrían comenzar a dictarse mientras paralelamente se realizan los trámites de la validez del título, pero parece que no será así y que definitivamente se optó por la suspensión.

Queremos imaginar que Mario Perna estaré en condiciones de reaccionar cuando la comunidad educativa de los inscriptos frustrados hagan tronar el escarmiento. Naturalmente quien pagará las consecuencias, será el mismísimo gobernador Brizuela del Moral que se anota una nueva deuda con este pueblo estafado.

La perla del Oeste, polo del prometido desarrollo minero y por ende económico, educativo, cultural, y toda la parafernalia propagandista del FCS, sigue en decadencia. Primando un criterio primitivo y no sublime como se supone debe portar un funcionario de Educacion, el Ministro Perna, dejó sin carrera a casi 400 inscriptos. Nosotros creemos que no se trata de reducir gastos, se trata de optimizar las inversiones. O en criollo como lo dijo Luis Barrionuevo, hay que dejar de robar.

Comentá la nota